Y vuelve la burra al trigo

"A quien quiera juzgar tus actos, préstale tus zapatos para que camine un poco en tu vida, porque no olvides, que no es lo mismo verla venir... que bailar con ella".

Y vuelve la burra al trigo

Las declaraciones del presidente Donald Trump y algunos de sus colaboradores, sin duda, afectan las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y los países conocidos como el Triángulo Norte de Centroamérica.

Es por lo anterior que sería prudente abrir un espacio de diálogo que permita asumir la responsabilidad de buscar soluciones conjuntas a las causas de la migración. El objetivo sería implementar acciones que promuevan el desarrollo y la estabilidad en Centroamérica, cuya falta es una de las principales razones por las que millones de guatemaltecos emprenden la travesía, ante la imposibilidad de encontrar un mejor futuro en nuestra nación.

A quien quiera juzgar tus actos, préstale tus zapatos para que camine un poco en tu vida, porque no olvides, que no es lo mismo verla venir… que bailar con ella".

En contraposición a los señalamientos del mandatario norteamericano, y al no encontrar alternativas para un problema complejo como la migración, muchos connacionales se exponen al peligro y emprenden esa odisea porque están agobiados con la situación en nuestra chapinlandia, donde las condiciones de vida son precarias.

La falta de oportunidades es la consecuencia de problemas políticos, económicos y sociales, que nunca terminarán si nuestras autoridades no respaldan los esfuerzos encaminados a evitar la confrontación y la incertidumbre, evidentes con la llegada de Trump a la Casa Blanca.

La noticia en verso:

En estas fiestas navideñas,

con el mejor sentimiento,

expreso a los chapines en USA,

nuestro reconocimiento.

Para todos mis lectores,

con mucha fraternidad,

les deseo bienestar y armonía,

y que pasen feliz Navidad.

Para compartir entre alipuses:

A quien quiera juzgar tus actos, préstale tus zapatos para que camine un poco y vea lo duro que ha sido tu camino en la vida, porque no olvides, que no es lo mismo verla venir… que bailar con ella".