Nos mienten en la cara

"No es posible que los números que el Estado tiene la obligación de proveer de forma pública no se publiquen de forma cierta".

Nos mienten en la cara

Un equipo de economistas de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), llamado Market Trends, descubrió que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha falseado los precios de la llamada canasta básica (IPC) por más de siete años y con ello el falseamiento de los números de pobreza en el país, el crecimiento o la contracción de los salarios en los pactos colectivos y el cálculo del aumento de los salarios en dichos pactos para sindicalistas y trabajadores en el sector público, y el argumento recurrente de los sindicatos para aumentar el salario mínimo reiteradamente y llevarlo a uno de los más altos en la región.

Esta falsedad y el aumento artificial de la canasta de los precios al consumidor y los salarios mínimos ocasionan, en gran medida, que exista la consiguiente falta masiva de empleo formal; todo por este precio arbitrario, político, alterado y encima artificialmente falseado por el INE, y esa práctica constituye una vergüenza nacional y continental.

No es posible que los números que el Estado tiene la obligación de proveer de forma pública no se publiquen de forma cierta".

Esta falsedad, por ejemplo, registraba el precio de un güisquil en el mercado en Q47 por unidad, tenía precios de alimentos falseados hasta en una exageración del 200% en sus precios aun si se comparaban con precios de alimentos iguales en supermercados en la zona 14, una de las zonas de más poder adquisitivo en la ciudad de Guatemala.

Otro efecto desastroso, del cual los think tanks de extrema izquierda por meses y años se dedicaron a criticar y a insultar al sector privado guatemalteco al decir, basándose en esta canasta básica falsa del INE, que en los últimos 15 a 20 años la pobreza ¡¡¡había aumentado en Guatemala!!! Y que eso era culpa de los malvados empresarios, acaparadores, especuladores de precios, corruptos y demás improperios que le encanta a la izquierda lanzar y a sus medios ideológicos comprados también, todo ello, por supuesto, ¡¡¡financiado por el dinero de embajadas y de ONG extranjeras!!!

¿Saben cuál es la diferencia entre la pobreza artificial que con los números falsos del INE se reporta? Según los números falsos del INE, el 60% de la población estaría en pobreza o pobreza extrema, y con los números reales sería el 44% de la población, pues la canasta básica falsa del INE indica que en promedio es de más de Q4,000.00 al mes y en realidad está más cerca de los Q2,000.00 al mes, con lo cual el INE, por casi una década, infló en más de un cien por ciento el costo real de los alimentos en la canasta básica en Guatemala.

¿A quién le puede beneficiar publicar semejante mentira por tanto tiempo? ¿Por qué el Banguat, los think tanks de la izquierda y los pasquines electrónicos de extrema izquierda que denostan e insultan a los empresarios guatemaltecos a diario no revisaron los números, por qué tanta gente ha sabido de esta mentira por tanto tiempo y no se había denunciado?

Mis respetos a los colegas en “Guatevisión” por haber hecho en “Sin Filtro” un programa completo con el economista de la UFM y de Market Trends para explicar este increíble engaño a todo el país, a las calificadoras de riesgo, al Banguat y a los trabajadores y pactos colectivos del sector público por casi ¡¡¡una década!!!

No es posible que los empresarios de todos los tamaños en Guatemala hayan podido reducir la pobreza, a pesar de todas las trabas y la guerra sistemática de la extrema izquierda corrupta en su contra, y que en la última década hayan logrado reducir la pobreza en 20% menos y que no se reconozca esa hazaña extraordinaria del empresario honrado.

No es posible que sigamos en Guatemala con esta corrupción y desidia. No es posible que los números que el Estado tiene la obligación de proveer de forma pública, abierta y transparente no se publiquen de forma cierta o, por lo menos, lo más apegados a la verdad.

No es posible que los empresarios de todos los tamaños en Guatemala hayan podido reducir la pobreza, a pesar de todas las trabas y la guerra sistemática de la extrema izquierda corrupta en su contra, y que en la última década hayan logrado reducir la pobreza en 20% menos y que no se reconozca esa hazaña extraordinaria del empresario honrado, del empresario digno y del empresario que, a presar de todo, aún invierte y hace crecer la economía y los salarios de los trabajadores y su calidad de vida en todo el país.

Estos números, por supuesto, no quieren decir que no exista pobreza en el país, no quieren decir que el gobierno ni los guatemaltecos tengamos aún muchísimo que hacer por Guatemala, por mejorarla, por mejorarnos a nosotros mismos haciendo crecer la economía de forma transversal para todos, respetando la vida, la propiedad privada y la libertad individual, y, especialmente, construyendo el estado de derecho, que aún, gracias a experimentos fracasados como Minugua, Ciciacs y CICIG, no podemos construir en Guatemala porque la comunidad internacional abusiva e invasiva, en lugar de entrenar a nuestros fiscales, jueces, policías, soldados e investigadores, diseñó un modelo de intervención violatorio de las garantías procesales y constitucionales, y del debido proceso y de la soberanía nacional.

Nadie va, guatemaltecos, a construir nuestro país por nosotros, nadie va a hacer experimentos políticos fracasados con Guatemala, a hacer lo que nosotros mismos tenemos la responsabilidad de hacer por nuestro propio país. Inversión en capital humano, capacitación, entrenamiento y transferencia de tecnología y know how, sí; conquista de dioses paganos extranjeros infalibles e intocables, ¡¡¡jamás!!!

#GuatemalaEsNuestraRecuperemosla