Rechazo extremo al sexo

"La aversión al sexo es un trastorno bastante común, sobre todo entre las mujeres".

Rechazo extremo al sexo

En el otro lado de la adicción al sexo se encuentra la aversión al sexo, un trastorno bastante común, sobre todo entre las mujeres. Se define como un “rechazo sexual persistente o recidivante”, que consiste en sentir repugnancia, evasión, ansiedad o disgusto por cualquier contacto genital. En algunos casos, la conducta aparece cuando hay caricias que son el preámbulo al coito o al imaginarse en la intimidad.

La aversión al sexo es un trastorno bastante común, sobre todo entre las mujeres”.

El director de un centro de salud mental en el sur de Londres (Inglaterra), Martin Baggaley, afirmó en una entrevista a “BBC Mundo” que la sola consideración del acto sexual le provoca a la persona repudio y desagrado, se siente amenazada y desarrolla un miedo muy intenso, por eso hace todo lo posible para evitar cualquier tipo de relación íntima.

Ante cualquier actividad sexual, estas personas experimentan ataques de pánico, sudoración excesiva, dificultad para respirar, angustia, ansiedad extrema, incremento de la frecuencia cardiaca, tensión muscular, mareos y fobia; carecen de deseo, pasión y encuentran el sexo repulsivo.

Se define como un “rechazo sexual persistente o recidivante”, que consiste en sentir repugnancia, evasión, ansiedad o disgusto por cualquier contacto genital.

Las causas de rechazo se deben en parte a factores psicológicos, aunque el dolor físico puede causar evasión, como actitudes sexuales negativas, ambiente familiar represivo, ortodoxo religioso y rígido, mala comunicación sexual entre la pareja, conflictos de identidad u orientación sexual, creencias erróneas sobre el sexo, educación sexual restrictiva y depresión, que son las más relevantes.