Ruidos de la comunicación

"Conocer cuáles son los ruidos que afectan la comunicación nos ayuda a poder prever, y anticiparnos a las diferentes circunstancias que nos puedan afectar".

Ruidos de la comunicación

Conocer cuáles son los ruidos que afectan la comunicación nos ayuda a poder prever, y anticiparnos a las diferentes circunstancias que nos puedan afectar, para poder prepararnos con anterioridad, conocer el lugar, las herramientas que necesito y tener claro a quién se lo vamos a dirigir, será la clave para que los ruidos no se conviertan en nuestros enemigos.

Ruidos

Los ruidos que existen en la comunicación, son más específicos y varios de los que conocemos, Además del típico ruido ambiental, existen una serie de barreras u obstáculos que alteran el proceso de comunicación.

Estos son los ruidos psicológicos, fisiológicos, semánticos, técnicos y ambientales. Estos pueden afectar tanto al emisor como al receptor, y están presentes en prácticamente todos los procesos de comunicación, tales como: charlas, capacitaciones, reuniones, presentaciones, y conversaciones cotidianas.

Ruidos Psicológicos:

El ruido psicológico es el ruido de la mente. Es decir, son todos los pensamientos que vienen a nuestra cabeza mientras hablamos o escuchamos. Cuando este ruido es muy fuerte, no nos permite poner atención o concentrarnos en lo que estamos diciendo.

En ocasiones son prejuicios, recuerdos, o ideas. “Tengo que enviar este correo”, “Qué malo el servicio en este lugar”, “Espero que sirvan pronto la comida que me quiero ir”, “Cuándo va a terminar de hablar esta persona”, etc.

El objetivo de saber que existen estos ruidos psicológicos es adquirir la habilidad de poder controlarlos y que no nos impacten en nuestra habilidad de comunicación.

Ruidos Fisiológicos:

El ruido fisiológico es el ruido proveniente de los mensajes que nos envía nuestro cuerpo. Cuando tenemos hambre, frío, dolor de estómago, sueño, o cualquier otro malestar, sentimos este ruido que comienza en el cuerpo, pero termina también en nuestra cabeza.

Cuando estamos metidos en el tráfico y tenemos ganas de ir al baño, no podemos dejar de pensar en eso, hasta el punto que terminamos teniendo dos ruidos al mismo tiempo, el fisiológico y el psicológico.

Ruido semántico

Este es el ruido que producen las palabras, y hay variadas formas en que afecta la comunicación. Esto sucede, por ejemplo, cuando un extranjero nos dice una palabra que en nuestro país significa algo malo u ofensivo. Cuando la persona que nos habla tiene mala dicción, es decir, no pronuncia cada una de las letras de las palabras.

También ocurre cuando una palabra está mal dicha, y también cuando el emisor dice muchas muletilla, tales como: Ehhh, pues, verdad, va, etc.

Este ruido es uno de los más molestos y uno de los que más impacta en la eficacia de la comunicación. Por esta razón, debemos enfocarnos en hablar de claro, pronunciando correctamente, y evitando usar tanta muletilla.

Ruido técnico

El Ruido técnico nos afecta cuando las herramientas que necesitamos para poder comunicarnos no funcionan.

Cuando en una presentación no funciona la cañonera, o se va la luz, o la computadora se queda pensando.

También se considera ruido técnico cuando el emisor no estaba lo suficientemente preparado y eso provoca un retraso en la presentación.

Ruido ambiental

Este es el ruido que comúnmente conocemos. Es el ruido que produce la música, las bocinas de los autos, las conversaciones, o el aire acondicionado.