Dos consejos al presidente

Dos consejos al presidente

 

“La articulación, en primera instancia, debería ser con el bloque del partido FCN-Nación. Esto no se ha logrado. Recordemos que la bancada oficial está muy fragmentada, es poco cohesionada y no tiene disciplina partidaria. Además, el Ejecutivo deberá establecer acuerdos mínimos con otros bloques legislativos”.

El presidente Jimmy Morales, acompañado de la primera dama, Patricia Marroquín, brindó una entrevista a este matutino (Publinews) en Casa Presidencial. La entrevista aporta elementos interesantes para analizar los avances y desaciertos en 2016. El presidente está a pocos días de cumplir un año en su gestión.

Entre los desaciertos que menciona el presidente está la mala relación con el Congreso de la República. Este elemento es uno de los más importantes, si desea que su gestión mejore en 2017. Establecer una relación de respeto, coordinación y articulación, que no es de subordinación, debería estar en las prioridades del gobierno de Morales.

Mejorar la relación con el Legislativo depende de una estrategia política bien diseñada. En donde el Ejecutivo tenga claro los objetivos que desea alcanzar con el Congreso, con quien puede articular, y la manera en que tejerá la estrategia.

En ese contexto la figura del operador político es trascendental. Hasta el momento el Ejecutivo no ha tenido operadores que le tejan relaciones armoniosas y efectivas con actores políticos con los políticos. Los operadores deben estar comprometidos con el proyecto político del presidente Morales. En otros gobiernos, los operadores han provenido del partido y han sido diputados en el Congreso. Esto último es vital, porque permite tomar el pulso político del Legislativo permanentemente y orientar las acciones.

La articulación, en primera instancia, debería ser con el bloque del partido de FCN-Nación. Esto no se ha logrado. Recordemos que la bancada oficial está muy fragmentada, es poco cohesionada y no tiene disciplina partidaria. Por otro lado, además de la relación con el bloque oficial, el Ejecutivo deberá establecer acuerdos mínimos con otros bloques legislativos. En ambos casos, debe evitar caer en componendas corruptas en donde a cambio de apoyo en el Legislativo se comprometen recursos, contratos o plazas en el Ejecutivo . Esa ha sido la tónica en otros casos y el costo político siempre es alto.

El segundo elemento que rescato de la entrevista del presidente Morales es la necesidad de perfeccionar la política de comunicación del gobierno. En este caso, la estrategia de comunicación política es clave. Esto implica articular esfuerzos de todos los actores en el Ejecutivo. En este año, una de las áreas más débiles ha sido precisamente la pésima forma en que se comunican las cosas. Han existido incongruencias, falta de visión política y un mal manejo de las crisis.

El Ejecutivo tiene que definir qué quiere decir, cómo decirlo, en qué momento y qué recursos (visuales, simbólicos, entre otros) utilizará para transmitir sus mensajes. Además, tener una lectura del significado que tiene lo expresado en el contexto social y político del país. No solo en los discursos, las conferencias de prensa, o las entrevistas, sino en todos los espacios. La comunicación política es todo: gestos, colores, significados, símbolos, lugares, etcétera .   Las “ingenuidades” y “torpezas” se pagan caro.

Por ello, señor Presidente, si desea que su gestión mejore le recomiendo que afine su relación con el Congreso de la República, en un marco de coordinación y respetando el balance de los poderes del Estado y que además perfeccione su política de comunicación. No son las únicas acciones que le ayudarán, pero si son necesarias e indispensables.   

Quiero aprovechar el último párrafo para agradecer la confianza que Publinews ha depositado en mí para contribuir en este espacio, y también quiero desearles una feliz navidad y un próspero año nuevo a todos nuestros lectores. Nos debemos a ustedes.