Karma

“Más allá de un castigo o de pagar lo que hemos hecho, el karma también funciona como un mecanismo de aprendizaje que durará cuanto nos tardemos en aceptar que debemos dejar de cometer los mismos errores”.

Karma

Los últimos acontecimientos en la política nacional nos han demostrado que tarde o temprano todos cosechamos lo que sembramos. “Todo se paga en esta vida”, justicia divina, efecto boomerang, ley de la causa y efecto o simplemente karma.

¿Qué es el karma? “Acción o energía trascendente que se deriva de los actos, palabras y pensamientos de las personas”. “Para cada acción hay una reacción de fuerza equivalente en la dirección opuesta”. 

Es decir, tu acción te será devuelta en la misma medida y proporcionalmente a cómo la has ejecutado. Consecuencia que no viene necesariamente por el mismo camino o de la misma forma. La vida misma se encarga de equilibrar cada una de nuestras acciones. 

Más allá de un castigo o de pagar lo que hemos hecho, el karma también funciona como un mecanismo de aprendizaje que durará cuanto nos tardemos en aceptar que debemos dejar de cometer los mismos errores.

Como decía una frase anónima en internet “El karma es como una tarjeta de crédito, disfrutas ahora y pagas después”. 

La formula es simple (Negativo = negativo) y (positivo = positivo). Es decir, las acciones negativas atraen consecuencias negativas, del mismo modo que las acciones positivas atraen vivencias positivas. 

La pregunta es: ¿qué tipo de experiencias quieres vivir? Veamos algunas técnicas que nos ayudarán a atraer a nuestras vidas fortuna y prosperidad.

1. Piensa positivo. Puede ser más fácil pensar lo peor de una situación o de una persona. Sin embargo, debemos aprender a ver y valorar las cosas positivas que todo ser humano tiene y dejar de fijarnos solo en lo negativo. 

2. Antes de hablar. Piensa las cosas antes de decirlas, evalúa el impacto que tus palabras puedan tener y en cómo harás sentir a quienes te rodean.

3. Perdona. Todos cometemos errores, errar es humano. Deja tu orgullo de lado y piensa que si tú estuvieras en esa situación, agradecerías ser comprendido y aceptado.

4. Ama, valora y acepta a las personas tal como son. No esperes recibir lo que tú darías. Aprende a apreciar lo poco que te dan.

5. No mientas. La mentira solo se atrae a sí misma. Recuerda que la mentira no existe. Tú la inventas. 

6. No juzgues. No estás en sus zapatos. No sabes lo que piensa o siente. No lo intentes comprender a través de tus experiencias. Ve a los demás a través de sus ojos. 

7. Deja ir. Si alguien te hace daño, no te dejes llevar por la tentación de tomar la justicia en tus propias manos. Deja que las cosas caigan por su propio peso. Tarde o temprano caerá.

8. Haz el bien, sin mirar a quién. Saluda, brinda una sonrisa, ábrele la puerta a la señora que va cargada con bolsas. Regálale tu café a quien pide limosna en la esquina. Dale tu paraguas al niño que hace malabares bajo la lluvia para ganarse la vida.

Comprende, escucha, ama, perdona, olvida, ríe, abraza, ayuda, da, lucha, acompaña, dona, guía. Enfócate en dar lo mejor de ti, deja tu corazón en todo lo que hagas y eso será lo que recibirás. #karmapositivo