Salud, más que ausencia de enfermedad

“Entre los mayores desafíos que enfrentará el próximo gobierno se encuentra la salud”.

Salud, más que ausencia de enfermedad

Desarrollo es sinónimo de mejorar. Deseamos ser un país que progrese, donde sus habitantes prosperan y tienen calidad de vida. En un año de elecciones, es muy importante evaluar el desempeño del gobierno y de las distintas políticas para conocer cuáles deben continuarse y cuáles reformarse. El Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) desea aportar durante los próximos meses recomendaciones en ocho campos prioritarios (salud, educación, empleo, seguridad, infraestructura, equilibrio fiscal, compras y sistema político) para que el país avance, por medio de una agenda de desarrollo, la cual puede consultar en internet (desarrollappsgt.org).
Entre los mayores desafíos que enfrentará el próximo gobierno se encuentra la salud. Luego de los escándalos del IGSS y la falta de insumos en los hospitales, así como los pocos resultados del Pacto Hambre Cero en reducir la desnutrición, debiera en forma determinante transformarse todo el sistema.
En las últimas décadas los indicadores demográficos y de salud de la población han mostrado mejoras. La esperanza de vida al nacer se incrementó a 71 años, la mortalidad infantil se redujo de 79 por cada mil nacidos vivos en 1987 a 34 del 2009, y la prevalencia de la desnutrición crónica infantil pasó de 62% al 50%. Sin embargo, el país presenta posiblemente los peores indicadores de Latinoamérica y el Caribe. Adicionalmente, debido a la mala alimentación parte de la población tiene problemas de obesidad.
En el contexto actual se recomienda contar con una estrategia de salud que incorpore las distintas instituciones y que el Ministerio de Salud recupere su capacidad rectora, especialmente en los ámbitos de planificación en salud, coordinación con el resto de entidades, desarrollo de políticas y definición del modelo de atención.
Es muy importante fortalecer la gestión de este ministerio. Se comenta que no hay recursos, sin embargo, previo a asignar adicionales, debe hacerse un buen diagnóstico y cambios administrativos profundos. Se necesitarán nuevos procesos de logística para abastecer de medicamentos y suministros, crear métodos de compras y contrataciones transparentes y eficientes, lograr sistemas de información y contar con una buena supervisión. Se recomienda desde un inicio integrar e incorporar un equipo de personas especialistas tanto a nivel central como en unidades ejecutoras claves del Ministerio de Salud para que desarrollen planes de acción que puedan monitorearse a través de un mando de control.
Adicionalmente para lograr una mejora en la prestación de los servicios de salud es imperante contar con el personal necesario y que tengan las competencias y la motivación adecuadas. Luego del diseño de un nuevo modelo de atención con descripción de funciones y objetivos, deberá crearse perfiles de los distintos puestos, evaluar a los servidores actuales, reestructurar los incentivos y mejorar su dirección. Esto implica también revisar el pacto colectivo y hacer las modificaciones necesarias para contar con un buen sistema de recursos humanos y no desfinanciar esta cartera.
Y, por último, será necesario invertir en agua y saneamiento ambiental en las zonas rurales del país, acompañado de un proceso de educación para lograr cambios de cultura en higiene y alimentación que beneficiarán a dar sostenibilidad a los cambios. Esto acompañado de una buena red de servicios en el primer nivel de atención apoyará a reducir la desnutrición crónica del país e instruir a la población en los beneficios que conlleva una alimentación sana. ¿Qué opina de la salud en el país? ¿Qué cambios haría? ¿Quién de los candidatos tiene la mejor propuesta?