Ánimo y transparencia para estas elecciones

No debe votarse nulo, ni abstenerse de votar, así como no dejar el voto en blanco. Siempre habrá candidatos que sean mejores que otros y que tengan buenas propuestas. Debemos involucrarnos no solo para las elecciones, sino también día a día

Ánimo y transparencia para estas elecciones

Entre indignación, desencanto y tristeza de numerosos ciudadanos se convocó el pasado sábado a las elecciones generales de 2015. Un acto solemne, serio, puntual y directo. Muchos comentaban, luego de su celebración, cuán importante será la firmeza del Tribunal Supremo Electoral (TSE) durante esta contienda y el desafío de motivar a la población a participar.

Próximamente estaremos eligiendo a nuestras autoridades públicas –presidente y vicepresidente, 158 diputados, 338 alcaldes y corporaciones municipales, y 20 diputados para el Parlamento Centroamericano–. Las fechas importantes son: hasta el 6 de junio se podrá empadronar (personas mayores de 18 años que aún no lo han hecho y van a votar), el 7 de julio se cerrará la inscripción de candidatos, la primera vuelta se realizará el domingo 6 de septiembre y la segunda vuelta –si es necesaria– para elegir presidente y vicepresidente entre dos finalistas, el 25 de octubre. También se acordó que el gasto límite de campaña por partido es de aproximadamente Q58 millones.

Más de 120 mil personas estarán involucradas en la logística de las elecciones, muchas de ellas voluntarias (más de cien mil). Durante el mismo acto se juramentó a los miembros de las Juntas Departamentales, que tienen como misión conducir las elecciones en los municipios por medio de dos mil 500 centros electorales y más de 20 mil juntas receptoras de votos.

Hay muy poco ánimo en la población para estas elecciones. La angustia que muchos guatemaltecos tienen se fundamenta en un sistema político agotado, donde rondan la corrupción, la falta de ética y el engaño. Bastantes están decepcionados del comportamiento de varios de los funcionarios y de los escasos resultados. Durante los últimos días ha habido un clamor por la renuncia de los mandatarios, debido a descarados actos de corrupción y mafias enquistadas dentro del gobierno.

El Congreso de la República no cumple con sus funciones –ha logrado sesionar muy pocas veces durante el año–. De hecho, recientemente se comentaba que se podía sancionar a los legisladores faltantes con no pagarles las dietas de Q5 mil mensuales.

También nos han engañado numerosos alcaldes. Las inversiones municipales están ausentes en varios lugares, se gasta en programas populistas y las comunas no se desarrollan. No digamos el descontento con el Parlamento Centroamericano, que jamás rinde cuentas y es inoperante.

El Tribunal ha tenido que batallar con diversos partidos políticos. Casi todos realizaron ilegalmente campaña anticipada. En menos de cuatro años ha emitido mil 189 multas y hasta tuvo que suspender temporalmente a algunos. Para lograr transparencia, es importante llevar a cabo una buena auditoría del monto y el origen de los recursos de las campañas, donde el MP y la CICIG serán clave.

Es urgente que se reforme la ley de partidos políticos, tal como señaló el TSE, para 2016. Por el momento tenemos que buscar la energía, el ánimo y el voto consciente para avanzar. Siempre habrá candidatos mejores que otros. Investigue su trayectoria y sus propuestas. No se abstenga de votar, pero tampoco deje las papeletas en blanco o las anule. Debemos informarnos e involucrarnos día a día. Participar es fundamental para fortalecer la democracia. ¿Qué opina de las opciones políticas? ¿Qué sabe de los candidatos para los diferentes cargos?