#18Sí14NO

Maria Luisa Méndez

Existe hoy en día muchas limitaciones que no contribuyen al desarrollo integral de la niñez, adolescencia y juventud, poblaciones que además de representar un mayor porcentaje de guatemaltecos y guatemaltecas, constituyen un enorme potencial en aspectos sociales, económicos y políticos para el país.

En el 2010 Paz Joven Guatemala en alianza a UNICEF Guatemala, construyen una agenda nacional para hacer visible los enormes desafíos de la adolescencia, a través de consultas a las y los adolescentes en donde sus voces fueron escuchadas desde sus múltiples contextos y diferencias se elaboró un documento evidenciando tres problemáticas que fueron:

1. La calidad y acceso a la educación.

2. La violencia en sus diferentes tipos y

3. El acceso a educación sexual y reproductiva.

Estas problemáticas además de muchas más son las que enfrentan las y los adolescentes en el país, si uno da una mirada rápida a los avances que el Estado ha brindado a la niñez, adolescencia y juventud, solo basta con ver el dato de cuanto invierte diariamente y estamos hablando de menos de tres quetzales. En los últimos años muchos esfuerzos por sacar a la luz las barreras que limitan a la niñez, adolescencia y juventud han sido desarrollados, con el fin último de recordarle al Estado su obligación de atenderlas. Es así como ahora se habla de embarazos en niñas y adolescentes, que en lo que va del año 2014 se reportan más de 62,111 entre 15 y 19 años, y 5,132 en niñas menores de 14 años de edad. Otro tema que actualmente se discute es sobre los matrimonios y la unión de hecho entre menores de edad, resaltando que la mayoría estos no son de manera voluntaria a pesar que no existe un dato estadístico real y que es poco lo que se conoce en relación al tema, si se toma en cuenta la diversidad de nuestro país, es una práctica que conlleva y se suma a las limitaciones que no favorece al anhelado desarrollo de la niñez y adolescencia.

La legislación guatemalteca permite el matrimonio de una mujer a los 14 años y en el caso del hombre a los 16 años, este dato contradice lo que se estipula en Convenios y Acuerdos Internacionales y además atenta contra sus derechos destinando su futuro a múltiples problemáticas producto de una cadena de efectos que esto conlleva para sus vidas. Actualmente existen muchos esfuerzos de cooperación internacional y algunas organizaciones de sociedad civil que impulsan acciones para que de alguna manera el futuro de la niñez, adolescencia cambie hacia una mejor calidad de vida que involucra el goce y disfrute de sus derechos. Algunas razones por las que se debe considerar elevar la edad del matrimonio son las siguientes:

#14NO porque…

-Limita el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes.

-Pasan a ser sujetos de derechos a sujetos de deberes sin tener garantía de sus derechos que son inalienables a todo ser humano.

-Vulnera sus derechos y específicamente el derecho a la salud y educación

-Los niñas, niños y adolescentes no tienen condiciones psicológicas, biológicas, económicas y sociales para responder ante esta situación.

-El embarazo y la maternidad en niñas y adolescentes representan un peligro considerable para la salud de las niñas, así como para sus hijas e hijos. Cuanto más joven es la niña o adolescente que queda embarazada, mayores son los riesgos para ella y su bebé.

#18Sí porque… 

-Contempla el cumplimiento del interés supremo para asegurar una calidad de vida para las y los niños y adolescentes.

-Permite un entorno que facilita más sostenibilidad, de la mano con que existan oportunidades y garantía de derechos.

-Se contempla el desarrollo de la etapa de la vida: La niñez o adolescencia, considerando que cuando se les limita con estas barreras se salta de una etapa a otra.

-Se piensa en los sueños e ideales de cada uno de ellas y ellos.

Aunque son diversos los esfuerzos para atacar las problemáticas, y se sabe que una acción no es la respuesta a todo, es interesante como el fin último de impulsar diferentes acciones es buscar el bienestar de la persona, y esto significa pensar en ellas y ellos, sus demandas pero sobretodo en su desarrollo de una manera integral.