María Luisa Méndez

Embarazos en adolescentes

María Luisa Méndez Presidenta Paz Joven Guatemala Twitter. @mariawicha María Luisa Méndez
Presidenta Paz Joven Guatemala
Twitter. @mariawicha

En Guatemala en los últimos años se habla de embarazos en adolescentes, problemática que siempre ha existido, sin embargo, no se había evidenciado como un obstáculo para la vida de las niñas y adolescentes. Aunque hay avances, resultado del esfuerzo de gobierno, cooperación y sociedad civil, aún existen retos que como país se deben atender, uno de ellos es:

La Educación Integral en Sexualidad: En el país hablar de sexualidad, sigue siendo un tema de debate y más si se habla de brindar educación integral en las escuelas. A pesar que existen un marco jurídico nacional e internacional que garantiza este derecho y lo podemos encontrar a través de la Declaración Ministerial “Prevenir con Educación”, en donde se estipula, que para el año 2015, se habrá reducido en un 75% la brecha en el número de escuelas que actualmente no han institucionalizado la educación integral, aunque es un compromiso de Estado en la práctica se reflejan pocos avances. Como parte de las acciones que Paz Joven Guatemala ha impulsado las voluntarias y voluntarios a nivel nacional han investigado sobre las causas y efectos de los embarazos a temprana edad, han brindado formación llegando a varias comunidades a hablar sobre “Salud Sexual Reproductiva, VIH, ITS y prevención de embarazos”, en donde nos encontramos con esa falta de educación laica basada en derechos y que contribuya al desarrollo de las y los adolescentes.

Los maestros deben conocer y estar informados acerca de estos temas, dos de las principales causas que identificamos es que los maestros no hablan de sexo y sexualidad por pensamientos conservadores, muchos de ellos vinculados a la religión y porque desconocen del tema; estos son dos factores encontrados constantemente en las escuelas e institutos y que manifiestan barreras que limitan que la educación integral llegue a la aulas. No obstante, existe una idea errónea por parte de los padres de familia: “No hablar sobre estos temas en las clases” muchas veces trasciende y han solicitado prohibir esta información por temor a que sus hijas e hijos caigan en la inmoralidad.

Por otro lado, es irónico como grupos conservadores defienden derechos humanos, siempre y cuando no sean “derechos sexuales y reproductivos”, es tan contradictorio hablar de derechos cuando ellos mismos limitan algunos. No se trata de inmoralidad, se trata de sujetas y sujetos de derechos, adolescentes y jóvenes que con información pueden tomar decisiones autónomas y responsables para sus vidas.

El 26 de septiembre se conmemoró el Día Internacional de la Prevención de Embarazos en Adolescentes, y en Guatemala en lo que va del año, se han registrado más de 50 mil casos de embarazos en niñas de 10 a 19 años, y de esta cifra aproximadamente 2000 son de niñas menores de 14 años, según el Observatorio de Salud Sexual Reproductiva. Es entonces una necesidad y urgencia que el Estado atienda esta problemática a través de hacer efectivas y monitorear la implementación del marco jurídico, garantizar la educación integral en sexualidad, el acceso a métodos anticonceptivos, la atención diferenciada y las acciones multisectoriales que contribuyan a cambiar la realidad y el futuro de muchas de las adolescentes y jóvenes guatemaltecas.