María Luisa Méndez

Derecho a decidir y participar

María Luisa Méndez Presidenta Paz Joven Guatemala Twitter. @mariawicha María Luisa Méndez
Presidenta Paz Joven Guatemala
Twitter. @mariawicha

Las juventudes hoy en día nos encontramos con enormes desafíos que históricamente se han ido traslandando de generación en generación producto de un sistema débil que no permite mejorar la tan anhelada calidad de vida para ese 33% del total de la población entre 13 y 29 años.

El pasado 12 de agosto se celebró otro año más del Día Internacional de la Juventud, tuve la oportunidad de asistir a la actividad desarrollada en el Domo de la zona 13, en donde se llevó a cabo la tercera reunión del Gabinete Especifico de la Juventud, y como punto en la agenda fue la presentación de avances al fortalecimiento a la iniciativa de Ley de Juventud 4826 que hemos venido trabajando con el ejecutivo, el Sistema de Naciones Unidas y 5 organizaciones juveniles, APROFAM, SODEJU, CJC, Jóvenes Por Guatemala y Paz Joven Guatemala, con el único objetivo de buscar el desarrollo integral de las y los jóvenes, guatemaltecos.

Quisiera enfocarme en la importancia del proceso, sabemos que actualmente existen dos iniciativas en el Congreso de la República relacionada a un marco jurídico a favor de la juventud, acuerpada por diferentes partidos políticos y como todo juego político sin ver más allá de lo que representa para el país y para las y los jóvenes contar una Ley, únicamente se refleja el interés y protagonismo partidario que nos lleva a dudar de la objetividad que tienen en el tema, basta con ver la “estrategia” del trasfuguismo para el “aseguramiento de poder” y aquí entonces hago el llamado al legislativo que seguramente esta semana fueron invitados o desarrollaron actividades en donde manifestaron su compromiso con la juventud, por lo tanto, queremos que conozcan acerca de este proceso de fortalecimiento, estamos consientes que una Ley no solucionará de la noche a la mañana las brechas que existen y que es un proceso a largo plazo, sin embargo, si queremos que sea un marco en donde el Estado “Reconozca” a la población joven para luego “garantizar derechos”, debemos verlo como una ventana de oportunidad para lo que hoy y en el futuro representa la juventud en esas decisiones políticas, sociales y económicas de Guatemala.

El proceso de fortalecimiento se ha desarrollado en varias fases y próximamente se estará realizando la Consulta Nacional en donde esperamos la participación de más de 90 grupos, colectivos, organizaciones juveniles y organizaciones sociales, que realizarán aportes y propuestas para contar un documento final pertinente, idóneo y aplicable.

A las y los jóvenes del país, desde mi visión joven, y con algunos años de experiencia tanto en sociedad civil como gobierno, sé de lo difícil que es ese camino para “cambiar realidades”, sin embargo, tampoco podemos darnos el lujo de no involucrarnos y participar, recordemos que la participación es un derecho, pero también una decisión, y aunque el panorama político y la poca credibilidad tenemos los jóvenes hacia nuestras autoridades, no ayuda, no olvidemos que si queremos cambios debemos informarnos, participar e incidir.