María Luisa Méndez

Día Internacional de la Juventud

María Luisa Méndez Presidenta Paz Joven Guatemala Twitter. @mariawicha María Luisa Méndez
Presidenta Paz Joven Guatemala
Twitter. @mariawicha

A unos días de celebrar el 12 de agosto, Día Internacional de la Juventud, declarado por Naciones Unidas en 1999, es indispensable conmemorarlo haciendo varias reflexiones a los enormes retos y desafíos que como país se tiene al hablar de juventudes.

Según proyecciones para lo próximos años, la estructura de la población guatemalteca seguirá siendo representada por las y los jóvenes, un sector social potencial y de aporte al desarrollo del país, sin embargo, es un dato paradójico, al ver algunas cifras preocupantes que responden a las demandas de nosotras y nosotros. De acuerdo con el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, 2011, el Estado de Guatemala invierte diariamente $0.34 para el desarrollo de la juventud, esto refleja un panorama crítico y es evidente las condiciones de vulnerabilidad en la que se encuentran muchos jóvenes, por esa nula visión integral encaminada a un mejor futuro para nosotros.

Agregamos a esto que 1 de cada 2 jóvenes, no ha utilizado ningún método anticonceptivo. De cada 10 jóvenes guatemaltecos entre 15 a 29 años, 4 se encuentran trabajando, para la juventud la falta de oportunidades de empleo es la principal razón por no contar con uno. En temas de educación la juventud de 13 a 29 años, tiene una tasa de escolaridad de 6.5 años y de 6.9 en jóvenes de 15 a 24 años.

El reto que afrontamos es evidente, el Estado debe prestar atención a esas prioridades y demandas de la juventud, debe fortalecer su estructura para garantizar y hacer posible los derechos específicos, partiendo del reconocimiento como sujetos de derechos y creando condiciones que permitan a las y los jóvenes tener una calidad de vida digna.

También es un día idóneo para hacer un reconocimiento a las juventudes, aceptando su liderazgo, y lo que el día de hoy representamos por nuestras distintas manifestaciones, aportes, sueños, anhelos. Y además a la juventud organizada que por nuestra convicción y visión de cambio, hemos generado aportes históricos, estableciendo puentes de diálogo con la sociedad, luchando cada día por construir un país más justo y equitativo, en especial a los 350 voluntarias y voluntarios de la Asociación Paz Joven Guatemala, por ser esas voces que inspiran y que reafirman un compromiso real con la comunidad en la defensa de nuestros derechos.