María Luisa Méndez

Las Juventudes

María Luisa Méndez Presidenta Paz Joven Guatemala Twitter. @mariawicha María Luisa Méndez
Presidenta Paz Joven Guatemala
Twitter. @mariawicha

Al hablar de jóvenes en este país debe hacerse desde su amplitud que nos constituye, desde los diferentes escenarios que habitamos y con las diferencias que nos hacen ser un grupo social con especificidades en relación a los demás.

Es complejo definir el termino juventud, desde los aspectos biológicos, psicológicos y sociológicos, “a lo largo de la historia contemporánea, la juventud no corresponde a los mismos significados, ni es objeto de las mismas respuestas por parte de las instituciones sociales y políticas” según hace referencia en documento “Las múltiples violencias y las juventudes” 2012, es claro que esto pasa por las percepciones, y las diferentes ideas y construcciones sobre lo que significa ser joven en este país, que muchas veces es una definición realizada por los mismos adultos, y porque no decirlo también desde una optima conservadora, poco amplia que únicamente nos ven como una etapa transitoria hacia la adultez, por lo tanto, en ese estado de preparación, experiencia hacía la “Madurez” invisibilizando lo que hoy por hoy significa ser joven, y sumado a esto los cambios sociales, económicos y políticos que en nuestro país se vive, que también contribuyen.

Se dice siempre que Guatemala es un país con mayor población joven, representado aproximadamente más de cuatro millones entre 15 y 29 años, y que además es un país multiétnico representado por los pueblos maya, xinka, garífuna, ladino. Del total el 38% es indígena, y que además de las comunidades hablantes de español y garífuna, existen 22 comunidades lingüísticas mayas, según datos del Informe de Desarrollo Humano 2011-2012

Es importante tal como lo menciona el informe de desarrollo, “ver a la juventud como realidad y no como concepto”, es claro que además de datos que nos ayudan a la construcción del mismo, la realidad conlleva a los y los jóvenes definirse bajo esa “identidad y personalidades propias”, como se menciona en la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes, aún no ratificada por Guatemala, pero con un marco amplio de enfoque de derechos para las juventudes, el reconocimiento “bajo su nacionalidad, de una propia identidad, consistente en la formación de su personalidad, en atención a sus especificidades y características de sexo, nacionalidad, etnia, orientación sexual, creencia y cultura”

Por lo tanto, las y los jóvenes nos manifestarnos con nuestras particularidades, sin embargo, es necesario hacerlo de la mano con un Estado que brinda condiciones básicas y necesarias para nuestro desarrollo, se debe entonces hablar de fortalecer un marco legal de garantía, goce y disfrute de derechos que haga posible el cumplimiento de políticas y acciones encaminadas a solventar los enormes desafíos que enfrentan las juventudes en los diferentes ámbitos, que promueva una participación en la vida social, política y económica del país, desde lo local, partiendo del reconocimiento a las diversas formas de ser joven en Guatemala.