María Luisa Méndez

Legislación a favor de la juventud

María Luisa Méndez Presidenta Paz Joven Guatemala Twitter. @mariawicha María Luisa Méndez
Presidenta Paz Joven Guatemala
Twitter. @mariawicha

Desde el 2005 impulsado por las organizaciones juveniles se han desarrollado diversos esfuerzos para contar con un marco jurídico de derechos de beneficio para las y los jóvenes del país, actualmente existen dos iniciativas en el Congreso de la República con un futuro y avances poco alentadores.

Es claro que en el discurso de nuestras autoridades se refleja la importancia de la juventud, como un sector indispensable para el desarrollo del país, sin embargo, se debe esto trasladar a la práctica ¿Cómo mejorar esa calidad de vida y hablar de desarrollo para las y los jóvenes?

Este año en la primera sesión de Gabinete Especifico de la Juventud, se presentó la iniciativa 4826 para impulsar su aprobación, se solicita allí la creación de un espacio para el fortalecimiento de la misma, a través de la instalación de una Mesa Técnica integrada por el Consejo Nacional de la Juventud, instituciones del Ejecutivo, Organizaciones Juveniles miembros de Gabinete en donde Paz Joven Guatemala es parte y el Sistema de Naciones Unidas como observadores del proceso, pero ¿Cual es la importancia de este espacio? Mencionaré tres:

1. Es necesario contar con un marco jurídico que haga ese reconocimiento a la juventud, garantice, proteja, promueva y restituya derechos, con el único fin de mejorar la calidad de vida y buscar su desarrollo humano integral y que además reafirme deberes de la juventud a la sociedad guatemalteca.

2. Dicho marco normativo debe ser sólido, idóneo con pertinencia social y política, por lo tanto debe ser analizada en un plano jurídico para que sea aplicable y desde la multidiciplinariedad, contemplando aspectos sociológicos, humanísticos, psicológicos, para que verdaderamente represente a esas diversas formas de ser joven en Guatemala, y las distintas realidades en la que actualmente vivimos ese 33% de la población entre 13 a 29 años.

3. Participación juvenil en lo social y político del país, históricamente en el país y en muchos países del mundo se ha reflejado diversos logros que tienen que ver con ese involucramiento e incidencia que muchos jóvenes organizados hemos impulsado, son luchas que nacen por nuestra decisión de participar para contribuir a reducir esas injusticias sociales, y es así como se manifiestan formas de organizarse desde lo comunitario, municipal, departamental y nacional. Es claro que el ámbito político se mueve o se detiene según interés propio y de conveniencia según el espacio, sin embargo, el cambio se puede lograr con la participación y exigencia de la población, como nosotros las y los jóvenes realizamos incidencia para que en esos espacios políticos verdaderamente se posicionen temas de interés nacional, más allá si están o no en su agenda política, que existan decisiones que le den un giro a esa política tradicional que hemos estado viviendo en los últimos años.

Un momento entonces que se discute y se fortalece, esperando dejar el plano de reflexión y que se traslade del discurso a la práctica por parte de los tomares de decisión, reivindicando los derechos de la juventud, avanzando en esos enormes retos y desafíos que el país enfrenta y reconocer a las y los jóvenes, que además de representar mayoría, es la posibilidad de contribuir al desarrollo pero de la mano con la garantía de condiciones que nos permitan ser esa fuerza transformadora.