Ricardo Santa Cruz Rubi

Una puerta puede servir tanto para entrar como para salir

Director Sector Agrícola AGEXPORT santacruzrubi@gmail.com Director Sector Agrícola AGEXPORT
santacruzrubi@gmail.com

Guatemala tiene la oportunidad de cruzar el umbral para entrar con más ímpetu en el mercado mundial, en el cual ya tiene buena presencia debido a su excelente oferta de productos y servicios, pero esa misma puerta también puede servir para salir si no se toman las decisiones acertadas en el momento oportuno.

Durante la década de 1980 entró en vigor la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, la cual otorgaba un trato especial a productos originarios de la región para ingresar en el mercado norteamericano. Guatemala se encontraba inmersa en un conflicto interno que no favorecía el clima de negocios y por esto se llegó tarde a la cita; a pesar de esto, se logró recuperar el terreno y años más tarde se veía la diversificación y el crecimiento de las exportaciones de productos no tradicionales cuyas bondades son incuestionables, sobre todo porque en muchos de los casos permitió el desarrollo de cadenas de negocios que se incorporan en una base productiva rural, que ha permitido mejorar las condiciones de vida de muchas familias.

Es obvio que ello no ha sido suficiente para cerrar la brecha de indicadores sociales, pero las lecciones aprendidas indican que es el camino correcto.

Ese crecimiento fue estimulado, en buena medida, por las condiciones que ofrece el Decreto Ley 29-89, Ley de Fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de Maquila, cuyos días están contados; no tanto porque la OMC cuestiona su vigencia, sino porque otros países de la región están siendo mucho más agresivos en la aplicación de incentivos de nueva generación.

Para evitar quedar a la zaga y, por el contrario, contar con mejor clima de negocios con mejores oportunidades, hoy se discute en el Congreso de la República la Iniciativa 46-44, Ley de Fomento de Inversiones y Empleo, cuya aprobación depende de la visión futurista que prevalezca en el Organismo Legislativo.

Los demás países de la región ya dieron ese paso y, por ahora, resultan más atractivos para la inversión de capitales. Guatemala está a tiempo de evitar la fuga de inversiones y empleos hacia esos países, porque existe una franca competencia por retener y más bien atraer nuevas inversiones productivas.

No hacerlo significará llegar tarde a una nueva cita; en este caso, arriesgando, entre otras, las oportunidades del recién entrado en vigor Acuerdo de Asociación con Europa.

Destacado

“Los demás países de la región ya dieron ese paso (la firma de la Ley de Fomento de Inversiones y Empleo) y, por ahora, resultan más atractivos para la inversión de capitales. Guatemala está a tiempo para evitar la fuga de inversiones y empleos hacia esos países”.