Fernando Ruiz Del Valle

Se busca a un verdadero favorito

Editor de deportes de Publinews fernando.ruiz@publinews.com.gt Editor de deportes de Publinews
fernando.ruiz@publinews.com.gt

Pocas cosas faltan por leer o escuchar sobre la Copa del Mundo que está a pocas horas de volver a capturar la atención de una enorme cantidad de personas en el planeta, con la lógica que conlleva ser, junto con los Juegos Olímpicos, el evento más importante del deporte.

La parte que creo más atractiva de la competencia esta vez es que se nos presenta uno de los torneos más parejos en el que identificar a un claro favorito se ha vuelto un asunto complejo para los más escépticos y para los más fieles.

Con respeto para quienes tienen ya a su candidato, no veo entre los considerados más fuertes motivos suficientes para creer que será si o si el próximo campeón.

Brasil, al que muchos le apuntan, depende de la actuación de Neymar, pero, con excepción de la Copa Confederaciones, poco o nada se ha visto del máximo potencial del entorno que el técnico Scolari ha querido darle a su estrella.

La España de Del Bosque no es la misma de hace cuatro años y el paso del tiempo ha tratado con dureza las condiciones de estrellas como Xavi Hernández o David Villa, además de que no tiene la incansable voluntad de Carles Puyol ni a un verdadero “9” por la insistencia de su técnico de poner a un frágil Diego Costa por delante de Álvaro Negredo o Fernando Llorente.

Lionel Messi, quien tuvo una temporada llena de altibajos y que a muchos les hizo parecer que se “guardó” para el Mundial, tiene como escuderos a Ángel Di María y Sergio Agüero, pero Argentina no muestra la solidez que le augure un futuro prometedor más allá de la fase de grupos.

Alemania, que hasta 2013 se mostraba temible por la faena de sus clubes en las competencias europeas, se muestra debilitada, sin un líder, con el que sí cuenta Italia con Andrea Pirlo, pero sin más argumentos. Francia sin Ribéry o Inglaterra con más juventud que talento no son más favoritos en palabra.

En conclusión, prefiero que sea el torneo el que me sorprenda y no una tendencia la que me diga qué pensar u opinar sobre quien creo que se quedará con la Copa.