José Carlos Sanabria

Participación política de la juventud (II)

Foto. Publinews Politólogo de Asíes @josecsa2 Foto. Publinews
Politólogo de Asíes @josecsa2

En la columna anterior presenté unas reflexiones sobre la importancia de que los jóvenes participen políticamente. Las reflexiones las extraje de varias conversaciones que tuve recientemente con algunos amigos. Me preocupa que en la sociedad se cree que la participación política y la juventud, en muchas ocasiones, no caminan juntas de la mano.

Las reflexiones en las conversaciones incluían análisis históricos, que trataban de explicar las principales razones por las cuales los jóvenes son apáticos y no están interesados en participar en política, hasta algunas relacionadas con las condiciones en las que ellos viven en Guatemala.

En el Informe Nacional de Desarrollo Humano 2011/2012 del PNUD, Guatemala: ¿un país de oportunidades para la juventud? se indica que Guatemala es un país joven. En 2011 la población entre 15 y 29 años era de 4.1 millones, equivalentes a 28% del total de la población (14.7 millones, según las proyecciones del INE); de ese porcentaje, 38% estaba conformado por indígenas. La mayoría de la población joven, recalca el estudio, no ha cubierto sus necesidades básicas (PNUD, 2012).

Guatemala es un país multiétnico, y la riqueza de esa diversidad cultural y lingüística no está acompañada de niveles de bienestar y desarrollo. El país ocupó en 2011 el lugar número 313 de la calificación mundial del desarrollo humano, que representa el último puesto entre los países centroamericanos (PNUD, 2012).

La juventud tiene un papel importante en la promoción del desarrollo humano, económico, político y social del país. Es importante conocer la situación en la que viven los jóvenes; es decir, cuáles son los problemas más importantes que deben enfrentar y conocer lo que se está haciendo para solucionarlos; o saber cuáles son las principales características económicas, sociales y políticas de la juventud.

En relación con la participación política, los jóvenes muestran su apatía e indiferencia. Los espacios de participación en las organizaciones sociales o políticas, en muchas ocasiones, son plataformas excluyentes. Las opiniones de los jóvenes no son tomadas en cuenta, y en aquellos espacios en los que participan el clientelismo y la cooptación son, en muchas experiencias, los elementos que influyen negativamente.

Es necesario promover la participación de los jóvenes para contribuir a formar ciudadanos responsables y comprometidos con la búsqueda de soluciones para los problemas en el país. La participación política se debe inculcar desde una edad muy temprana en los hogares, en las aulas de las escuelas y los colegios, en las universidades, en las iglesias, en los barrios y en las colonias.

La participación política y la juventud sí deben ir de la mano, caminar en un mismo sentido. Los jóvenes tenemos mucho que aportar a los problemas de la sociedad. La invitación está abierta para que todas las instituciones de la sociedad contribuyan a formar jóvenes democráticos. ¿Usted en qué va a contribuir?

Opinión

“Guatemala es un país multiétnico y la riqueza de esa diversidad cultural y lingüística no está acompañada de niveles de bienestar y desarrollo”.