María del Carmen Aceña

¡Felices Pascuas!

 María del Carmen Aceña Investigadora Asociada CIEN María del Carmen Aceña
Investigadora Asociada
CIEN

Inicia la Semana Santa y con ella una serie de actividades interesantes y recreativas. Para los cristianos es una época de reflexión que nos hace pensar y recordar el proceso que vivió Jesús, quien luego del sufrimiento y sacrificio, murió y resucitó a los tres días –según las escrituras–, lo que representa vida eterna y la esencia de nuestra fe. Si usted es practicante, lo invito a leer los pasajes de la Biblia al respecto. También puede ver algunas de las películas que se han hecho respecto al tema, lo que contribuirá a comprender la pasión de Cristo.

Durante la semana se viven muchas tradiciones y la Iglesia Católica realiza eventos, oraciones y ritos, que requieren tiempo y devoción para cumplir. Debido a los mismos se cuenta con el habitual feriado de la semana mayor. El primer feriado del año, que abarca oficialmente dos días y medio; en instituciones educativas se proporciona una semana, y muchos aprovechan contar con unos días extra para estar con su familia, visitar a sus parientes, hacer turismo interno o viajar.

Para Guatemala es una época maravillosa. Los colores, olores y sabores son excepcionales. De las prácticas más bonitas están las procesiones, los sagrarios y las alfombras. Me gusta mucho cómo se vive la Semana Santa en La Antigua Guatemala. Hay varios eventos y el clima es muy agradable. Entre la primavera y el verano las flores adornan esa bella ciudad colonial. Olor a corozo e incienso ronda en el ambiente; y el bacalao, los molletes y las hojuelas son una delicia. http://laantiguaguatemala.org/2014/03/02/programa

El jueves se cuenta con dos procesiones la de San Francisco y la de San Cristóbal. Recuerdo que en una ocasión iba el Señor de San Francisco con un túnica blanca, se miraba hermoso –conmovía. Los cucuruchos contrastaban con su color morado, y sus rostros expresaban amor, pasión, bondad y dolor. Por la noche se exponen los sagrarios. La práctica señala visitar siete iglesias y esto “contribuirá a recibir indulgencias para perdonar los pecados”.Inicie con La Merced y luego visite la Catedral. Seguido puede ir a la iglesia del Hospitalito, San Francisco, la Escuela de Cristo y el Calvario. Por último San Felipe.

También encontrará actividades diversas en las iglesias como velaciones, viacrucis y el lavado de pies de los apóstoles. Existe una escena impactante en la Catedral, que ponen una imagen de Jesús, con las manos atadas, detrás de una reja. Cuando éramos pequeños nos explicaban cómo le habían tratado y condenado, siendo inocente.

El viernes es un día espectacular. Las calles se tapizan de hermosas alfombras de aserrín y flores. ¡Madrugue, vale la pena! Los diseños y contrastes de cada alfombra son exóticos. Escoja una de las calles para ver pasar la procesión del Nazareno de la Merced. Siga su mirada, impactante –parece real. Tres de la tarde. Inicia el duelo. Las iglesias llaman a los feligreses a los oficios con las matracas. Si tiene oportunidad, participe en la salida o entrada de alguna procesión del Santo Entierro al compás de la granadera marcha fúnebre y el tambor de dolor, que llegan al alma.

El Sábado de Gloria se aprovecha para la meditación y acompañar las procesiones de la Virgen Dolorosa. Observe el rostro de la imagen de la Virgen de la Escuela de Cristo, es distinta. ¡Por fin llega el Domingo de Resurrección! También es momento de celebrar la Pascua, fiesta que se lleva a cabo en varios lugares del mundo. Por allí esconder los huevos multicolores de chocolate para que los encuentren los niños, es una actividad útil para explicarles que esta historia triste, tiene un final feliz y que es digna de disfrutar. ¡Que la pase muy bien y en paz!