Paola Rivano

¿“Día” del cariño?

Paola Rivano,  Coach y conferencista  internacional, Www.paorivano.com,  Twitter @paorivano Paola Rivano,
Coach y conferencista internacional, Www.paorivano.com,
Twitter @paorivano

¡El viernes es el día del cariño! ¿Qué le regalo? Le voy a hacer una tarjeta. No, mejor le voy a regalar un oso de peluche, o unos chocolates. ¿Muy cursi? Mejor solo la invito a cenar. Quisiera, en este día tan especial, demostrarle lo importante que es para mí. Tengo que hacerle un buen regalo. ¡¿Qué le regalo?!

“Día de san Valentín”, “Día de los enamorados”, “Día del amor y la amistad” o “Día del cariño”. Independiente de cómo le llamemos al 14 de febrero, quienes lo celebran idean cómo demostrarles a sus seres queridos cuánto los quieren y valoran, normalmente a través de un regalo o un detalle especial.

Sin duda, este es un día en el que la economía se ve reactivada debido al consumo que generan fechas especiales como esta. Lo cual es muy positivo. Sin embargo, mi pregunta es: ¿Realmente necesitamos un día específico al año para demostrarles a nuestros seres queridos cuánto los queremos?

Me resulta bastante curioso que tengamos que tener un día especial para celebrar el amor o para demostrar nuestros sentimientos. ¿No debería esto ser tarea de todos los días? ¿Acaso no es inconsistente quien se esfuerza únicamente un día al año en expresar cariño, cuando el resto de días se encarga de anularlo? ¿Será que un regalo comprado en una tienda demuestra cuánto nos quieren? ¿O será que son las acciones de cada día, los gestos, las caricias, las palabras de aliento y la atención que nos brindan 365 días al año las que realmente nos hacen sentir queridos?

No me refiero a que no podamos tener un bonito detalle y tomarnos el tiempo de escoger el regalo idóneo para esa persona, ni tampoco que dejemos de esforzarnos por que sea un día especial, sino que, en mi opinión, el regalo pierde su valor si no va acompañado de un afianzamiento diario, en el que cada día lo demuestre a través de mis acciones.

Hay muchas maneras de expresar cariño y no solo con nuestra pareja, sino además con nuestros hijos, padres, hermanos o amigos. Lo mejor es que muchas de estas son “artesanales”, es decir, que no requieren una mayor inversión monetaria.

Tomando en cuenta que ya tenemos todo planeado y que el regalo ya lo tenemos, veamos ahora cómo convertir este detalle en un símbolo que afiance nuestra constante demostración de amor.

Los pequeños detalles hacen las grandes diferencias. Podemos demostrar amor todos los días a través de cosas pequeñas, por ejemplo la forma en que nos dirigimos a esa persona, expresando nuestro cariño a través de las palabras que utilizamos y en la forma en que nos comunicamos a diario.

Algo que puede parecer muy simple pero con un inmenso valor es el tiempo. Algunas veces pasamos por alto pasar tiempo de calidad con la persona que queremos, sin distracciones, sin teléfono, ni televisión.

Esbozar una sonrisa cuando hacemos contacto visual con esa persona, demostrando a través de nuestro lenguaje personal el cariño que sentimos. Escucharlo cuando necesite desahogarse. Darle un beso en la frente. Decirle te quiero en un mensaje de texto. Escribirle una carta declarándole nuestro aprecio. Llevarle desayuno a la cama. Llevarle una flor cortada del jardín. Tomarle de la mano. Darle un abrazo apretado. En fin, querer con cabeza, cuerpo y corazón. Eso es para mí el amor.

Vive el día del cariño diariamente y verás cómo la vida se encargará de celebrártelo todos los días de tu vida.

http://paorivano.com/