David Trads

Un equipo latinoamericano ganará el Mundial

Foto. Publinews Foto. Publinews

Londres. Pese a que soy europeo, pronostico que un equipo latinoamericano va a ganar el Mundial de Futbol de Brasil.

Esta semana fui testigo del brillo de otra estrella del continente anfitrión: Arturo Vidal, el chileno de 26 años, estuvo simplemente sobresaliente en el partido de la Champions League que enfrentó a la Juventus con el FC Copenhague, equipo del que soy aficionado. No solamente hizo una tripleta –dos penaltis y un bonito cabezazo–, sino que se apropió del mediocampo.

Este gran jugador empezó su carrera en el Colo Colo, de Chile, y ahora es un futbolista de talla mundial. En Italia lo llaman “il Guerriero” –el guerrero–, lo cual es fácil de entender cuando domina la cancha. Con Vidal –y de paso con Alexis Sánchez, el gran delantero del Barcelona– Chile se ve como un serio candidato para el Mundial del próximo año. Chile, obviamente, no es el favorito para ganar en julio en Brasil, pero creo que un buen número de los equipos de Latinoamérica que clasificaron tendrá buenas presentaciones –además de los chilenos, Colombia, México, Argentina, Uruguay y, por supuesto, Brasil, el anfitrión, son los candidatos más fuertes–.

Honduras, Costa Rica y Ecuador no se ven tan fuertes. Grandes jugadores como Javier Hernández (México/Manchester United), Radamel Falcao García (Colombia/AS Mónaco), Lionel Messi (Argentina/Barcelona), Luis Suárez (Uruguay/Liverpool) y Neymar (Brasil/Barcelona) son solo algunas de las superestrellas que pueden llevar a sus países al éxito.

No tengo recuerdos de alguna vez en que los jugadores latinoamericanos se vieran tan dominantes en la mayoría de las ligas más importantes de Europa (Premier League, Primera División, Serie A y la Bundesliga), así como en la Champions.

La semana pasada vimos desempeños memorables de los jugadores mencionados anteriormente y de otros más: Ángel Di María (Argentina/Real Madrid), Antonio Valencia (Ecuador/Manchester United), Sergio Agüero (Argentina/Manchester City), Oscar (Brasil/Chelsea) y la lista podría ser infinita.

Todos los grandes clubes europeos tienen en sus filas a una gran estrella de Latinoamérica, algunos más de una. En otras palabras: ya que la mayoría de los mejores jugadores son de América (aparte de, por supuesto, Cristiano Ronaldo, de Portugal; Zlatan Ibrahimović, de Suecia; y Franck Ribéry, de Francia), los países de ese continente parecen ser los más fuertes.

Si el Mundial se jugara ahora mismo, mis favoritos serían Brasil y Argentina. Actualmente, ambas selecciones tienen jugadores sobresalientes. La forma en la que Brasil ganó la Copa Confederaciones y la manera en que Argentina encaró la eliminatoria sudamericana hacen que los vea, de lejos, como los contrincantes más poderosos del Mundial.

Pero ¿qué tal si los equipos no se enfrentaran contra otros países sino frente a otro continente? ¿Cómo sería el equipo ideal de Latinoamérica? A continuación mi propuesta: Arquero: Sergio Romero (Argentina/AS Mónaco). Defensas: Marcelo (Brasil/Real Madrid), Thiago Silva (Brasil/Paris Saint-Germain), David Luiz (Brasil/Chelsea), Rafael Márquez (México/León). Volantes: Lionel Messi (Argentina/FC Barcelona), Arturo Vidal (Chile/Juventus), Ángel Di María (Argentina/Real Madrid). Delanteros: Luis Suárez (Uruguay/Liverpool), Radamel Falcao García (Colombia/AS Mónaco), Neymar (Brasil/FC Barcelona). Director técnico: Manuel Pellegrini (Chile/Manchester City).

¿Este equipo sería capaz de derrotar al equipo de las estrellas de Europa? Arquero: Gianluigi Buffon (Italia/Juventus). Defensas: Sergio Ramos (España/Real Madrid), Patrice Evra (Francia/Manchester United), Mats Hummels (Alemania/Borussia Dortmund), Jordi Alba (España/FC Barcelona). Volantes: Thomas Müller (Alemania/Bayern de Múnich), Xavi (España/FC Barcelona), Bastian Schweinsteiger (Alemania/Bayern de Múnich). Delanteros: Zlatan Ibrahimović (Suecia/Paris Saint-Germain), Cristiano Ronaldo (Portugal/Real Madrid), Franck Ribéry (Francia/Bayern de Múnich). Director técnico: José Mourinho (Portugal/Chelsea). ¿En tu opinión, es mi equipo de superestrellas de América Latina el adecuado?