María del Carmen Aceña

Jóvenes por el desarrollo

 María del Carmen Aceña Investigadora Asociada CIEN María del Carmen Aceña
Investigadora Asociada
CIEN

La semana pasada un grupo de jóvenes visitó a los miembros del Congreso con el objetivo de entregarles a los parlamentarios un “Kit para el Desarrollo”, el cual contiene una Constitución y varios instrumentos que tienen como objetivo recordarles a los políticos que deben tomar decisiones pensando en el largo plazo y buscando el progreso de todos los guatemaltecos.

Lo más preciado en un país es su gente. Nuestra nación es de jóvenes, ya que el 70% de la población tiene menos de 30 años. Esto por un lado es una gran oportunidad; sin embargo, demanda cobertura y calidad de servicios públicos para que los guatemaltecos tengan oportunidades de mejora.

Según el Índice de Desarrollo Humano (IDH) –el cual mide existencia larga y saludable, educación y nivel de vida digno–, Guatemala se encuentra entre los países de desarrollo humano medio, ocupar el puesto 133 de 186 países en el Informe sobre Desarrollo Humano 2013, solo supera a Haití en el continente.

Un joven me explicaba: “A pesar de los esfuerzos que se han realizado pareciera que no prosperamos. Se aprecian muchos recursos desperdiciados por no elegir proyectos, programas y políticas que realmente desarrollen a las personas. Queremos guatemaltecos contentos, no más quejas ni lamentos”.

Convencidos de que tenemos un enorme potencial y que este tiempo es crucial, un grupo de jóvenes redactaron su “manifiesto”. En mayo de 2013, cinco organizaciones (Fundación Proyecto de Vida, Jóvenes con Propósito, Jóvenes contra la Violencia, Red Nacional por la Integridad Ciudadana y Yo Asumo) iniciaron un movimiento denominado Colectivo CINCOen5. Su objetivo inicial es promover una agenda de desarrollo para Guatemala, discutiendo 5 temas: educación, nutrición, empleo, seguridad e infraestructura.

La segunda estrofa de su manifiesto reza así: “Miremos más allá de nuestra nariz, conozcamos la realidad del país: con apenas cinco años de escolaridad promedio, con poca educación, no habrá remedio. La desnutrición crónica hace que vayamos muy lento, el 50% de los niños guatemaltecos sufren este padecimiento. Anualmente 200 mil jóvenes ingresan al mercado laboral, solo para 20 mil habrá trabajo formal. Perdemos 15 vidas diariamente, de muertes sufridas violentamente. La falta de agua, drenaje, luz y caminos hace difícil tener mejores destinos. No seas insensible, otra Guate sí es posible”. www.facebook.com/CINCOen5

Para poder aportar se diseñó una metodología de participación, aprendizaje y propuesta de los cinco temas. Para cada tema se partió de un diagnóstico con la orientación de un mentor. Seguidamente los distintos líderes juveniles de las organizaciones tomaron cursos de capacitación.

Posteriormente se llevaron a cabo diálogos por campo, con la colaboración de más de cien jóvenes en distintos departamentos del país, quienes discutieron de cada contenido e hicieron sus aportes. Luego se sistematizaron y se adjuntaron a un documento final de cinco propuestas cada uno.

Como último paso, el documento, junto a una presentación, se les entregó a miembros del Congreso así como a funcionarios del Organismo Ejecutivo, en su mayoría viceministros y comisionados. Luego de cinco meses de discusión se acordó plasmar en un libro las propuestas, el cual estará disponible la próxima semana. Es alentador que los jóvenes estén conscientes de estos temas y que lejos de solo protestar, propongan. Felicidades por el trabajo realizado. Sigan contribuyendo e incidiendo en estos campos tan importantes porque ¡Guate merece lo mejor! @CINCOen5