María del Carmen Aceña

Armas de fuego ilegales

 María del Carmen Aceña Investigadora Asociada CIENSegún un conteo que realiza Globometer de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), este año se han cometido más de 600 mil homicidios en todo el mundo y se calcula que en un año se llevan a cabo 1, 972,000 robos con violencia -cerca de 4 por minuto. http://es.globometer.com/criminalidad.php

Se estima que el promedio mundial de homicidios que se ejecutan utilizando armas de fuego es del 42%. Sin embargo, en varias regiones de Latinoamérica la cifra es superior. En Centroamérica un 70% de homicidios se realizan con armas de fuego, en el Caribe el 61% y en Suramérica el 60%. En la última década en Guatemala, según datos de la Policía Nacional Civil (PNC), se registra un promedio anual de 82% de homicidios por armas de fuego. Esto es casi el doble del promedio mundial. También se reporta que el 71% de las lesiones se cometieron con este tipo de arma.

La tenencia y portación de armas tienen cabida en la historia constitucional de Guatemala. Inclusive en las dos constituciones anteriores se eximía de responsabilidad penal a la tenencia de armas en el “domicilio”. La Constitución vigente lo limita al lugar de “habitación”, y añade que las armas solo se podrán entregar con orden judicial. Se reconoce un derecho de portación de armas, pero atenido a disposiciones legales.

El desafío con el que se cuenta es que no todas las personas que poseen un arma de fuego la registran y muchos las portan sin autorización. En los últimos 5 años, la PNC señala un promedio anual de 4,916 armas incautadas, de las cuales el 85.5% son armas ilegales. Estos datos porcentuales entre armas legales e ilegales son similares en las investigaciones del Ministerio Público (MP). En el 2012, para todos los delitos en que se incautaron armas, el 86% fueron ilegales.

Hasta mediados de octubre del 2013, la Dirección General de Control de Armas y Municiones (DIGECAM) reportaba 465,146 armas registradas. Se reconoce un registro previo a la nueva ley (Decreto 15-2009) de 383,679 de las cuales a la fecha solamente se han registrado 157,535 (41%). Adicionalmente se cuenta con 237,224 licencias de autorización para portación de armas de fuego.

La pregunta que todos nos hacemos es ¿cuántas armas de fuego hay en Guatemala? Para el 2011 UNDOC estimó un aproximado de 5 millones de armas en circulación en Centroamérica. De éstas se calculó que menos de la mitad -2.2 millones de armas- estaban registradas (870 mil por las fuerzas de seguridad y 1.4 millones por civiles). En el caso de Guatemala se consideró la presencia de alrededor de 1.7 millones de armas, de las cuales cerca de 400 mil estaban registradas por civiles, 200 mil por el Estado y 1.1 millones de armas no estaban registradas; por lo que se podría deducir que sólo una tercera parte de las armas de fuego que existen en el país están registradas.

Esto muestra que el mayor problema no son las armas legales que circulan en Guatemala y en la región centroamericana, sino las que se portan ilegalmente. Por lo tanto, para reducir la violencia criminal vinculada con armas de fuego, debe partirse de registros confiables relativos a la participación de armas ilegales o legales en hechos delictivos, lo que demanda una coordinación a nivel nacional y regional. ¿Qué haría usted para reducir las armas ilegales en la región?

“Se recomienda publicar e implementar una política, para brindar las directrices nacionales en materia de prevención”.