Marielisa Hernández – Maleli

La moneda digital, descentralizada y transparente

Marielisa Hernández - Maleli Emprendedora Geek Bitegraph.com maleli@bitegraph.com Marielisa Hernández – Maleli
Emprendedora Geek
Bitegraph.com
maleli@bitegraph.com

¿Cuántos billetes y monedas pasan por nuestras manos a diario? En realidad suele ser una muy pequeña parte de nuestros ingresos y gastos. Casi todo el dinero que movemos lo vemos sólo en números en nuestra cuenta de banco en línea, en un voucher o en un cheque. No sería demasiado difícil imaginar que llegue el día en que el dinero sea completamente digital. De hecho ya existe una moneda digital, que además es descentralizada y transparente: el Bitcoin.

Digitalizada

Es una moneda que sólo existe de forma virtual. La producen en internet por medio de computadoras que “minan” para producir o “encontrar” Bitcoins, haciendo alusión a la minería de metales preciosos.

La moneda se almacena en un disco o bien en monederos digitales. No puede ser perdida, robada, ni congelada. Al ser digital, es posible hacer backup del dinero sin que esto signifique que lo estamos duplicando, ya que cada moneda digital es única.

Los mismos Bitcoins – y no sólo una representación simbólica como hacemos con el dinero – pueden enviarse por internet.

Descentralizada

No es un gobierno quien decide cuántos billetes imprimir. Como decíamos antes, las producen las computadoras y en realidad cualquier persona podría poner a su computadora a minar para generar Bitcoins. Por supuesto hay toda una logística digital bastante compleja para que una persona no se vuelva millonario de Bitcoins de un día a otro con un par de clicks y con esto devalúe la moneda. Con este sistema de minado de Bitcoins se requiere cierta cantidad de trabajo de la computadora para extraer o producir un determinado número de monedas.

No es necesario tener un banco como intermediario para realizar transacciones. Se transfiere directamente de persona a persona, como si fuera efectivo… pero digital. Esto también es conveniente porque la transferencia de dinero es prácticamente gratuita o de costos muy bajos, no hay ningún prerrequisito para abrir una cuenta o monedero y nadie puede congelarte tu cuenta. Tampoco hay un costo para empezar a utilizar Bitcoins ya sea para minarlos, aceptarlos como pago o pagar. El único costo sería el de los recursos utilizados para minarlos o el precio al que algún otro usuario de Bitcoins esté dispuesto a venderlos.

También es una moneda que se puede usar en cualquier país, aunque está claro que su uso no es universal, por lo que se limita a la comunidad global que la ha adoptado para comprar, vender productos y servicios.

Transparente

Cada Bitcoin producido o minado es único, visible para cualquiera en Internet.

Todas las transacciones son también visibles para cualquiera en Internet, aunque de forma anónima. Con esto se elimina la posibilidad de duplicar monedas o falsificarlas. Todos los Bitcoins tienen una codificación única y cada vez que un Bitcoin cambia de dueño, se adjunta una firma electrónica, así que cada Bitcoin puede rastrearse hasta su origen.

Todo el sistema es de código abierto (Open Source), así que cualquier programador puede conocer el código que lo hace funcionar todo, evitando trampas, contrabando, o manipulaciones ilegítimas.

¿Estamos listos para una moneda digital?

El Bitcoin es más que un concepto, es una moneda digital establecida en 2009 y que ya está siendo producida y utilizada no sólo por los tecnófilos que fueron los adoptadores tempranos, sino por inversionistas y el público en general. Tanto así que este año ha ganado mucha popularidad y su valor se ha multiplicado considerablemente.

La duda en realidad sería si es viable que eventualmente las transacciones lleguen a migrar completamente a una moneda digital. Siendo algo que apenas comienza a tomar inercia, sólo el tiempo y los usuarios lo definiremos.

Más sobre el Bitcoin en: bitegraph.com/?s=bitcoin