Mirciny Moliviatis

Apostando por la gastronomía local ganamos todos.

Por: Publinews

Chef y presentadora de Tv del programa Chef y presentadora de Tv del programa “Puro Chef” @mishamoliviatis

Para poder organizar una comida en casa, en un restaurante o en cualquier cocina, necesitamos hacer una lista de compras y solemos ir a un supermercado o al mercado a comprar todo lo que necesitamos. Los cocineros profesionales estamos acostumbrados a buscar ingredientes no tan comunes o de la mejor calidad que encontremos para sorprender a nuestro comensal.

Al poder compartir con varios agricultores, convivir con ellos su día a día, observar los ingredientes desde su punto de origen descubrí ¡qué complejo es su trabajo!, mi respeto por ellos, si ya lo tenían antes, ahora lo tienen el doble. Como cocinera me he puesto de tarea de conocer a los agricultores y productores artesanales, conocer sus historias, su trabajo. Esto me ha ayudado a entender desde otro punto de vista la gastronomía.

Si trabajamos juntos agricultores, productores artesanales, cooperativas, chefs ganamos todos en la cocina. Guatemala es un país muy rico en cultivos, tenemos el privilegio de tener muchos ingredientes durante todo el año, pero debemos cuidar e incentivar el consumo de productos nacionales, esos productos que tienen nombre, sabor y alma guatemalteca.

Las tendencias gastronómicas cada vez apuntan más a la “Creatividad Estacional”, el que nosotros como chefs cocinemos con productos de temporada. Esto no solo ayuda a desarrollar nuestro estilo culinario, sino también es un motor económico para las comunidades productoras.

He tenido el privilegio de compartir con grandes chefs de talla mundial, quienes están apostando por la gastronomía local, impulsando a los pequeños productores, desarrollando la gastronomía de cada lugar y exaltando los productos locales.

Flavio Solórzano, chef peruano y compañero de cámara de “Utilísima”, me cuenta que en Perú tanto este movimiento de utilizar productos locales, como revalorizar su cocina tradicional comenzaron hace 10 años. El impacto ha sido tanto que ahora Perú ya no solo se le conoce por su legado cultural, el Machu Picchu, sino también por sus sabores. Flavio me cuenta que el impulso de la demanda interna, como motor de la economía peruana, en los últimos cinco años se ha incrementado notablemente, generando trabajos y turismo. Lo que me hace recordar que los ojos del mundo están en la gastronomía latinoamericana y hay que aprovechar este momento.

Lo mismo está sucediendo en México, Brasil, Chile y Colombia, que se han unido a este movimiento logrando grandes resultados, ya que han logrado que su gastronomía sobresalga a nivel mundial, pero lo más importante, que sobresalga internamente, en su propio país.

La cocina es una prolongación natural de lo que nos ofrecen los pescadores, agricultores y productores artesanales. Hoy quiero invitarlos a que utilicen su creatividad culinaria con productos locales, frescos y, sobre todo, ricos. Gracias a los productores que me dejaron compartir sus experiencias, enriqueciendo mi conocimiento culinario de los ingredientes desde la raíz. No nos quedemos atrás.