Marielisa Hernández - Maleli

Freemium – Ofrecer productos gratuitos y ganar Millones

Marielisa Hernández - Maleli Emprendedora Geek Bitegraph.com maleli@bitegraph.com Marielisa Hernández – Maleli
Emprendedora Geek
Bitegraph.com
maleli@bitegraph.com

Calculadora, grabadora de voz, podómetro, GPS y scanner son sólo algunas de las herramientas para las cuales antes tendríamos que haber tenido un aparato distinto y que hoy están dentro de la navaja suiza en la que se han convertido nuestros dispositivos móviles y computadoras.

Y, es más, estos y otros productos los podemos obtener de forma gratuita. Muchas personas se preguntan ¿cómo es esto posible? ¿Quién se está dedicando a producir herramientas que nos sirven a diario y por qué lo hacen de forma gratuita?

El concepto de Freemium (combinación de la palabra gratis en inglés y premium) es un modelo de negocio que se basa en ofrecer productos útiles, valiosos y completos, de forma gratuita. Hago énfasis en completos, porque no se trata de proporcionar una muestra de un producto.

Por ejemplo, ¿cuántas veces has utilizado Skype para comunicarte, sin haber pagado un centavo? Skype no es una demo limitada, ni una muestra de producto, es un producto con bastantes funcionalidades completas que son suficientes para una gran base de sus usuarios, y es el perfecto ejemplo de un modelo de negocio Freemium. De una base de millones de usuarios, un pequeño porcentaje utiliza servicios complementarios pagados.

Por supuesto este modelo de negocio no es aplicable a cualquier producto, sino sólo a aquellos que puedan ser fácilmente duplicados de forma digital. Con los productos físicos existe siempre un costo unitario, pero con productos que se producen y distribuyen digitalmente, el costo marginal de producción es prácticamente nulo y el de distribución también. Estamos hablando de software, música, libros y cualquier otro material digital.

Esto tampoco quiere decir que el modelo se adapte a cualquier producto digital. En primer lugar debería ser un producto completo y de gran valor para el usuario. Idealmente debería ser un producto con potencial viral, como lo es Dropbox.

Cuantas más personas inviten a otros a usar Dropbox, más grande será la base de usuarios para ese 8-10% que terminan siendo monetizables y que producen rentabilidades nada modestas para estas generosas empresas que ofrecen de forma gratuita los productos que se consumen a diario por millones de personas.

Por otro lado, si el producto cumple con los requerimientos anteriores, no está demás preguntarse ¿qué pasaría si alguien más ofreciera un sustituto de mi producto de forma gratuita? Aunque la piratería no es un sustituto legal, no deja de ser una competencia seria para las ventas de la música y otros materiales que se pueden reproducir digitalmente.

Algunos artistas como NineInchNails y autores como Paulo Coelho han ofrecido algunos de sus productos de forma gratuita, obteniendo ingresos de fuentes como conciertos, presentaciones, ediciones de lujo, o versiones impresas.

La intención de este artículo, además de responder a la duda de los consumidores que a diario usamos todos estos productos tan buenos y gratuitos, es incentivarnos a pensar de forma distinta con los nuevos modelos de negocio que son posibles gracias a la versatilidad de la tecnología y que tienen el potencial de convertirse en la norma.

Con el creciente espíritu emprendedor e innovador que existe en Guatemala, combinado con el gran talento tecnológico que tenemos disponible, no sería raro que el próximo Evernote (que ha recaudado US$250 Millones en financiamiento según CNN Money) o Prezi (ingresos estimados de $20Millones según freemium.org) sean “Made in Guatemala”.