María del Carmen Aceña

Logrando seguridad ciudadana

 María del Carmen Aceña Investigadora Asociada CIEN María del Carmen Aceña Investigadora Asociada CIEN

Ante al incremento de algunos delitos durante este año, el ataque directo a la subestación de la Policía de Salcajá, donde ocho agentes fueron asesinados y un subinspector fue desaparecido; las declaraciones del Director de la Policía Nacional Civil ante el Congreso –de abandono- y la auto presión de los funcionarios públicos de las promesas de campaña del tema de seguridad, el Presidente y el Ministro de Gobernación presentaron una serie de acciones la semana pasada.

En el programa de Frente con el Presidente se anunciaron algunos cambios de personas o cargos en el Ministerio de Gobernación y de la Policía Nacional Civil (PNC), así como el posible paquete de compras por excepción (armas, uniformes, equipo, cámaras y construcción de cárceles).

Luego de 16 años de una nueva PNC, pareciera que uno de los temas más destacados sigue siendo la inestabilidad en su dirección y la falta de certeza y uniformidad en los criterios de reclutamiento y ascensos.

Se han observado constantes cambios en la dirección de la PNC. Desde 1997 ha habido 20 diferentes Directores Generales a cargo de su conducción, quienes en promedio han durado nueve meses y medio en el cargo. El Director actual está entre los cuatro que más han resistido, con 17 meses.

Respecto de la organización del Ministerio de Gobernación, prevalece el reto de su gestión.

A pesar de los esfuerzos realizados en materia de modernización de esta institución, existen grandes desafíos para obtener resultados.

La PNC representa más del 80% de los recursos del Ministerio y requiere de un novedoso modelo administrativo-financiero con una buena planificación que involucre a todo su personal, enfocado en metas claves.

Las fuerzas de tareas han sido una buena táctica, así como el aumento de número de policías, pero aún está pendiente las reformas de fondo que consisten en los cambios de los sistemas administrativos para transformar esta institución, tanto del recurso humanos como los recursos físicos y financieros.

Lograr una carrera policial de mérito es fundamental, con una Inspectoría fuerte. Se ha anunciado el inicio de la misma, así como una reclasificación de puestos en el Ministerio de Gobernación, lo que apoyará al logro de mejores resultados de los agentes y administrativos de la institución.

Respecto del tema de inversiones y adquisiciones para la seguridad, es importante tratar el tema de las compras por excepción. Ponerlo todo en un paquete de urgencia podría ser no adecuado. Se sugiere abordar uno por uno, verificar su precio y calidad, y su retorno sobre la inversión. El Ministro ha señalado la posibilidad de hacer una reforma legal para las compras relacionadas con la seguridad. Esta debiera ser parte de la modernización de la institución para una mejor gestión.

Por otro lado, la inseguridad es el resultado en gran parte por la falta de oportunidades para los jóvenes. Aún no se cuenta con una política de prevención de la violencia y una agenda de desarrollo social para las áreas urbanas marginales más vulnerables.

Lograr seguridad, justicia y paz será posible en la medida que las instituciones relacionadas con la seguridad apunten a un mismo objetivo. Está pendiente la implementación de un modelo que realmente en forma estratégica incluya a todas las identidades del Estado, se fijen metas de reducción de delitos e impunidad y que se avance coordinadamente en una misma dirección. ¡Es urgente!

“LaPNC representa más de 80% de los recursos del Ministerio y requiere de un novedoso modelo administrativo-financiero”.