Paola Rivano

Vestuario y su color

Paola Rivano,
Coach y conferencista internacional, Www.paorivano.com,
Twitter @paorivano

Cada color tiene su significado y, aunque esto no sea una ley, nos da una guía del mensaje que envían los colores que elegimos a la hora de vestir y la personalidad que proyectamos a través de ellos. El blanco proyecta pureza, pulcritud y refinamiento además de inocencia, razón por la cual las novias se visten de blanco al casarse.

Se utiliza más en esta época de verano ya que se considera un color fresco, el cual puede combinarse ampliamente debido a su neutralidad. El negro, uno de mis favoritos, popularmente conocido por tener el don de estilizar la figura, es el color preferido para los vestidos de fiesta por la elegancia y liderazgo que proyecta. Algunos consideran que no es conveniente usarlo en entrevistas de trabajo, ya que puede dar la impresión de parecer distantes o dominantes.

En mi opinión cuando se combina con un color más alegre es muy efectivo. Uno de los colores favoritos para trabajar es el azul, quien lo utiliza proyecta credibilidad, solidez y confianza. Por esta razón es uno de los más utilizados por los vendedores y se jacta también de ser el color que más ventas obtiene. Además de ser el más utilizado en las entrevistas de trabajo, lo que no es en vano, ya que según estudios tiene de las tasas más altas de contrataciones.

El gris se considera como el segundo color más efectivo para vestir en una entrevista, ya que proyecta madurez y sofisticación. Por su parte, el café es generalmente más preferido por hombres que por mujeres, aunque en mi opinión es muy versátil dependiendo de los colores con que los combines. Se dice que es el color de la tierra y de la abundancia en la naturaleza.

Ideal para transmitir información y crear un ambiente propicio para las discusiones abiertas y relajadas. El naranja o anaranjado es un color alegre y lleno de energía, esta asociado directamente con el otoño y la calidez. Proyecta una personalidad fuerte y puede inducir a emociones profundas. No muy recomendado en entrevistas y negociaciones. El amarillo es uno de los colores más difíciles de asimilar para el ojo, por lo que hay que utilizarlo con cautela, sobre todo en un ambiente laboral.

Además de ser un poco extremista en sus mensajes ya que puede proyectar tanto la alegría como la desesperanza y los celos. Verde te quiero verde, la representación pura de la naturaleza, de la salud, la prosperidad y el éxito. Es sumamente fresco y creativo, además de refrescante y relajante. Las tonalidades oscuras o tenues son muy reconfortantes para quienes nos rodean, pero hay que tener precaución con los colores demasiado fuertes o fluorescentes. El morado es un color sumamente teatral, el cual estimula la imaginación.

Se dice que es representante de la pasión, la riqueza, el poder y la sensibilidad. Y, por último, el rojo, que representa la pasión, el atrevimiento y el peligro. Estimula lo emocional y no podemos negar que llama mucho la atención. Proyecta seguridad en uno mismo, pero a la vez también puede proyectar agresividad. Es un color que no es recomendado en negociaciones o confrontaciones.

Saquémosle provecho a la psicología del color en nuestro vestuario y escojamos los tonos acorde a la situación, a la intención que tengamos o al mensaje que queramos proyectar. Ponle color a tu ropa, ponle color a tu vida.