Columna del lector: Héctor Canahui

Ser papá en la juventud

Todas las personas pensamos cuando somos niños en jugar y tener todo lo que queramos, basta con pedírselo a nuestros papás y ya tenemos todo.

Cuando entramos en la etapa de la juventud comenzamos con el noviazgo, del cual todos hablamos de un futuro matrimonio y una familia, pero pocos organizan, planifican y piensan cómo llegar a este momento en la vida.

En la actualidad, en Guatemala hay numerosas familias con mínimo un hijo. A su corta edad los jóvenes ya están cuidando un bebe, por lo que tienen que trabajar duro y sacarlos adelante, algunos tienen la posibilidad de hacerlo, pero otros más no tienen trabajo y ya tienen la responsabilidad de una familia.

Hablándoles con experiencia de ser papá a mi corta edad les puedo decir que es una gran experiencia, pero puede ser mejor si planifican primero para poderle dar desde el principio una vida placentera y sin problemas a la familia.

En conclusión, quiero dejarles como consejo a todos los jóvenes que investiguen o se informen sobre los métodos de planificación y, quienes ya son papás como yo, que no olvidemos que con esfuerzo y dedicación todo se logra. Tal vez no planificamos, pero podemos sacar adelante paso a paso a nuestra familia si ponemos de nuestra parte.

Lo más importante es hacernos cargo de nuestras responsabilidades y enfrentarlas con la mayor madurez posible. Todos sabemos que nadie nace sabiendo, y hay que gozar y moldear esta bonita experiencia con el paso del tiempo.