Jean Oelwang

Buenos negocios

CEO de Virgin Unite

Cuando mandar “al diablo los negocios tradicionales” es bueno para las ganancias

Las “inversiones de impacto” son el hijo deseado del matrimonio entre el sector de la filantropía y el de los negocios.

Se trata de una nueva y pujante actividad que se centra en la gente y la protección del planeta y jugará un papel significativo en la reinvención del mundo para mejorarlo.

La buena noticia es que todo esto es positivo para los negocios.

En la medida en que los medios sociales transfieren el poder a las personas, las marcas ya no son propiedad de equipos de marketing en sus torres de marfil, sino que están en manos de los consumidores que esperan del negocio un papel positivo en el apoyo a la comunidad y el cuidado del medioambiente.

Un estudio de Edelman sostiene que en 2012, el 76% de los consumidores cree que es positivo para los negocios lograr ganancias al mismo tiempo que marcan la diferencia. Este porcentaje era del 57% en 2008.

Con la escala de los problemas que enfrentamos en el mundo, no existe una solución mágica.

Lo que es muy claro es que los negocios son una parte muy significativa del problema y ahora deben ser parte significativa de la solución.

Necesitamos la colaboración de todos, desde el surgimiento de nuevas y buenas inversiones hasta la transformación de las empresas existentes.

Las que no se acogen a este nuevo modelo no solamente no tendrán éxito; no sobrevivirán en esta nueva era de transparencia radical.

¿Cómo hace que un negocio cambie para el bien? A continuación, ocho pasos para lograr la transformación:

 Ocho tips para mejorar

Define tu propósito central. Crea una razón clara que inspire a tu equipo a utilizar tu negocio como una fuerza del bien.

Cambia lo que valoras, mides y reportas. Distánciate del enfoque utilitario de ganancias a corto plazo y acércate al enfoque de personas, planeta y ganancias.

Haz un mapa de tus activos. Identifica todo lo bueno que tenga, desde personas hasta productos a canales de comunicación y más, que se pueda usar para el bien.

Moviliza tu comunidad. Haz que tu personal, tus clientes, tus proveedores y la comunidad más amplia se involucren en la realización de tu meta a favor del bien.

Apalanca tus productos y cadenas de provisión. Transforma tus productos para que no sean solamente centros de ganancias sino además herramientas para el cambio en el mundo. Reinventa tu cadena de provisión para que haga lo mismo.

Invierte en el ecosistema y colabora. Trabaja con sus competidores para volver la industria al revés y crear ambientes propicios para que los “buenos” negocios prosperen.

Aumenta el volumen. Usa tu voz para cambiar políticas y crear consciencia.

Amplía tus horizontes. Extiende tu negocio a nuevas ofertas y mercados donde se pueda hacer la diferencia. Reinventa tus estrategias de inversión y filantropía para apoyar  los negocios como fuerza para el bien.

Más en www.virginunite.com.