Puigdemont llama a oponerse democráticamente a la intervención del gobierno español en Cataluña

Puigdemont ha instado a la sociedad catalana a tener "paciencia, perseverancia y perspectiva" y "en ningún momento abandonar una conducta cívica y pacífica".

Por Saray Velásquez

Carles Puigdemont, recién destituido como jefe del Govern, ha ofrecido una comparecencia institucional grabada para explicar cuál es su postura frente a las medidas acordadas por el Gobierno de España en virtud del artículo 155 de la Constitución. En su discurso ha señalado que su intención es trabajar "para construir un país libre".

Aunque no se ha referido explícitamente a la convocatoria de elecciones anunciada este viernes por el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, al amparo del artículo 155 de la Constitución, sí ha dejado claro que se opone a las medidas aplicadas por el Gobierno de España, y ha solicitado a los catalanes que lleven a cabo también una "oposición democrática".

El presidente destituido de la Generalitat ha recordado al Gobierno de España que "en una sociedad democrática son los Parlamentos los que eligen o destituyen a los presidentes".

"Tenemos claro que la mejor manera de defender las conquistas obtenidas hasta hoy es la oposición democrática a la aplicación del artículo 155" de la Constitución, usado por el poder central para destituirlo, dijo Puigdemont en un discurso televisado en el que se comprometió a seguir "trabajando para construir un país libre".

Puigdemont ha instado a la sociedad catalana a tener "paciencia, perseverancia y perspectiva" y "en ningún momento abandonar una conducta cívica y pacífica".

"Seguiremos trabajando para construir un país libre, para garantizar una sociedad que tenga menos injusticias, más igualdad, más solidaridad y más fraternidad con todos los pueblos del mundo empezando por los pueblos de España", aseguró Puigdemont, que también hizo el llamamiento de abstenerse de toda la violencia e insultos, y de mostrar respeto hacia "personas y símbolos, y a aquellos que no están de acuerdo con la mayoría parlamentaria".

Este viernes Cataluña finalmente ha proclamado su independencia, pero Rajoy anunció que el Parlamento regional queda disuelto y que el presidente catalán, y todo su Gabinete, son destituidos. Este sábado, Rajoy ha delegado en su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, las funciones correspondientes al presidente y al vicepresidente de la Generalitat de Cataluña.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo