Temer busca calmar a Brasil, tras un nuevo shock por el Lava Jato

El presidente brasileño, Michel Temer, buscaba contrarrestar la crisis que golpea a su gabinete.

Por AFP

Este miércoles, el presidente Michel Temer buscaba contrarrestar la crisis que golpea a su gabinete, luego de que la corte suprema autorizara investigar a ocho ministros, un tercio del Senado y unos 40 diputados por sospechas de corrupción.

La lista, divulgada la noche del martes, apunta contra el núcleo duro del Legislativo y del Ejecutivo, que formaron una sociedad estrecha desde que el conservador Temer llegó a la presidencia el año pasado, tras la destitución de Dilma Rousseff por manipular las cuentas públicas.

El Supremo Tribunal Federal (STF) autorizó 76 procesos contra 98 personas, que involucran a ocho ministros (inicialmente se reportaron nueve, pero la corte aclaró que un caso fue devuelto a la fiscalía para ser revaluado) un tercio del Senado (24 de 81), casi 40 diputados y tres gobernadores, sin distinción de ideologías.

La noticia literalmente vació al Congreso en la víspera y amenaza las reformas económicas que impulsa el gobierno para enfrentar la recesión.

Pese a las tensiones, Temer buscó transmitir normalidad durante un evento en Brasilia.

"El gobierno no para (…) El Ejecutivo ejecuta, el Legislativo legisla y el Judicial juzga. Cada uno ejerce sus funciones y nada deberá paralizar la función gubernamental".

Para el politólogo César Carvalho, de la consultora CAC, el presidente "está haciendo lo que el manual manda": minimizar la crisis, ganar tiempo y esperar que los dilatados plazos de la Justicia jueguen a su favor.

"Mientras tenga el apoyo del Congreso, el gobierno de Temer resiste, siendo popular o no", agregó, en referencia al magro apoyo que tiene entre los brasileños, de apenas 10 %.

Brasil tendrá elecciones generales en octubre del año próximo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo