Temer gana tiempo en el juicio que puede anular su presidencia en Brasil

El presidente brasileño, Michel Temer, ganó tiempo en el juicio que podría terminar con su presidencia.

Por AFP

Michel Temer ganó tiempo este martes en el juicio que podría terminar con su presidencia por ilegalidades en la campaña 2014, luego de que la corte electoral diera más plazo a la defensa y citara a nuevos testigos.

Sin fecha definida para su reinicio, este proceso con potencial para arrastrar al país a otro ciclo de inestabilidad política empezó según lo esperado: plagado de obstáculos y recursos para dilatarlo.

La eventual sentencia, que en la teoría podía efectivizarse este mismo jueves, quedó aplazada y los trabajos agendados recién permitirían reanudar el juicio en mayo, según dijeron a la AFP fuentes en el Tribunal Superior Electoral (TSE), entre ellos el presidente Gilmar Mendes.

"El tribunal aceptó los testimonios requeridos por la defensa (…) y el plazo de cinco días para los alegatos finales después de los testimonios".

Temer responde por una denuncia de abusos económicos y políticos perpetrados por la fórmula en la que acompañó como vicepresidente a la mandataria de izquierda Dilma Rousseff (2011-2016), destituida el año pasado por maquillaje de las cuentas públicas.

El actual presidente, del conservador PMDB, sucedió a Rousseff luego de que perdiera su cargo en un impeachment promovido por el partido de su exaliado, a quien acusa de golpista.

Con el Congreso y los mercados a favor, Temer aspira a que el proceso se acerque lo más posible a las elecciones de octubre de 2018 y pierda sentido político.

"No hay previsión de fechas. Todo depende de cuándo sean escuchados los testigos".

La denuncia, paradójicamente, fue presentada por el partido PSDB (centroderecha), derrotado en 2014 y hoy estrecho aliado de Temer. Avanzó en el TSE, pese a haber perdido interés para la parte acusadora, que en los alegatos recientes pidió eximir al actual mandatario de cualquier responsabilidad.

"Aguardo el fallo con tranquilidad", dijo Temer a la prensa tras participar en una reunión con inversores en Sao Paulo. "Siempre acataremos las decisiones del Poder Judicial", agregó el mandatario, que niega cualquier improbidad.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo