El nuevo decreto migratorio de Trump, ante los tribunales

El nuevo decreto del presidente Donald Trump, que cierra fronteras a inmigrantes y refugiados, será puesto a prueba ante los tribunales.

Por AFP

Antes de entrar en vigor, el nuevo decreto migratorio del presidente Donald Trump tendrá que ser puesto a prueba en las primeras audiencias judiciales del miércoles.

El primero de los decretos, firmado el pasado 27 de enero, resultó bloqueado por la justicia, y la Casa Blanca ensayó con una nueva redacción para evitar correr esa misma suerte, pero la batalla legal de ninguna manera será fácil.

Dos cortes federales, una en Hawái y otra en Maryland, realizarán audiencias de urgencia sobre esta nueva orden ejecutiva, un día antes de su prevista entrada en vigencia.

El nuevo decreto (firmado por el presidente lejos de las cámaras de televisión hace ocho días) cierra las fronteras a los refugiados por 120 días y congela las visas a viajeros de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen por 90 días. Irak fue retirado de la primera lista.

Trump ya afirmó que esta nueva versión del decreto anti-inmigrante corrige aspectos poco claros de la primera edición, y por lo tanto confía que será prácticamente imposible que una corte decida la suspensión de sus efectos.

Naturaleza "inconstitucional"

El estado de Washington, junto a los estados de California, Massachusetts, Oregon, Maryland y Nueva York, sometió el caso el lunes ante James Robart, un juez federal de Seattle que había tenido un papel esencial en el bloqueo del primer decreto presidencial.

En una nota, el fiscal general de California, Xavier Becerra, explicó que la "naturaleza inconstitucional" del decreto sigue estando presente.

"El gobierno de Trump pudo haber modificado el texto de su ya desautorizado bloqueo al ingreso de musulmanes, pero no ha cambiado su naturaleza inconstitucional ni sus efectos".

Por haber iniciado los procedimientos para bloquear el primer decreto migratorio de Trump, el magistrado Robart había sido objeto de la ira del presidente, quien en la red social Twitter se refirió a él como "dizque juez".

En Hawái (tierra natal del ex presidente Barack Obama y un bastión del Partido Demócrata), la fiscalía presentó un alegato formal ante un juez federal, quien convocó a una audiencia urgente para el miércoles.

Lo mismo ocurrirá el miércoles en la mañana en Maryland, un estado lindante con el Distrito de Columbia, asiento de la capital federal, Washington.

De acuerdo con la mecánica judicial estadounidense, un juez federal puede suspender parcial o completamente la aplicación de un decreto, en una decisión que tiene alcance nacional.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo