La UE a varias velocidades no creará "un nuevo telón de acero", promete Juncker

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, llega a una reunión en Bruselas el 10 de marzo de 2017, en el segundo día de la cumbre de la Unión Europea

Por AFP

Una Unión Europea con diferentes niveles de integración no creará "un nuevo telón de acero", dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en alusión a una eventual Europa a "varias velocidades" que genera reticencias en algunos países del Este europeo.

"Remarqué, con sorpresa, que algunos compañeros ven esto como la introducción de una nueva línea de división, como un nuevo telón de acero entre el Este y el Oeste. Esta no es la intención", apuntó en una rueda de prensa Juncker, al término de una reunión de mandatarios sin Reino Unido consagrada al futuro del bloque a 27.

En su reciente "Libro Blanco sobre el Futuro de Europa", el presidente del ejecutivo comunitario incluyó, entre sus cinco escenarios, la posibilidad de que aquellos países que deseen avanzar más rápido en común en algunos temas, lo hagan.

Las principales economías de la zona euro -Alemania, Italia y España- ya se mostraron favorables, aunque con matices, a esta idea de Europa a "varias velocidades", que sin embargo genera inquietud en los países del Este, preocupados por convertirse en miembros de segunda.

La primera ministra polaca, Beata Szydlo, quien mantuvo un duro enfrentamiento la víspera con sus socios por la reelección del presidente del Consejo Europeo a la que se oponía, dejó claro este viernes su oposición a cualquier "discusión sobre una Europa a varias velocidades".

Por su parte, su homóloga alemana, Angela Merkel, expresó su deseo de que la cumbre de Roma, con motivo del 60º aniversario del proyecto europeo, plasme una "señal de unidad" de una UE diversa. El "lema" debe ser que "estamos unidos, pero unidos en la diversidad", agregó.

La cumbre de Roma, prevista el 25 de marzo, debe marcar el nuevo impulso que los mandatarios quieren dar a una futura UE a 27 tras el divorcio con Reino Unido. Londres tiene previsto lanzar además antes de fines de marzo el proceso para abandonar el bloque.

"No me gusta el Brexit porque me gustaría estar en el mismo barco que los británicos. Espero que llegará el día en que los británicos volverán a subirse al barco" europeo, deseó el presidente del Ejecutivo comunitario.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo