Ecuador, al borde de la segunda vuelta

Las elecciones presidenciales en Ecuador se acercan lentamente a una segunda vuelta entre el oficialista Lenín Moreno y el opositor Guillermo Lasso.

Por AFP

El lento y reñido conteo de las elecciones en Ecuador dibuja un escenario prácticamente irreversible de segunda vuelta entre el candidato oficialista, Lenín Moreno, y el opositor de derecha, Guillermo Lasso, pero la autoridad electoral no lo anunciará hasta completar el escrutinio.

Hacia las 03:00 (hora local), escrutadas un 98.1 % de las actas de las elecciones del domingo, el socialista Lenín Moreno captaba un 39.33 % de los votos y el exbanquero conservador Guillermo Lasso, un 28.20 %.

Una tendencia que, según el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo, "ya no podría cambiar".

"Pero para dar resultados oficiales (…) tenemos que dar una vez que tengamos resultados definitivos".

Para ganar en la primera ronda, el candidato oficialista a suceder al presidente, el socialista Rafael Correa, necesita un 40 % de los votos válidos y una diferencia de al menos diez puntos porcentuales sobre el segundo.

En estas elecciones están en juego dos modelos opuestos.

El de Moreno, exvicepresidente de Correa entre 2007 y 2013, que representa el continuismo con un sistema que combina un disparado gasto social con altos impuestos y elevado endeudamiento, frente al de Lasso, afín a fomentar la inversión extranjera y bajar los impuestos para estimular el consumo y la producción nacional.

"Nada está dicho. Que se cuente hasta el último voto y, si hay segunda vuelta, los volveremos a derrotar", escribió en Twitter Correa, que en las dos últimas presidenciales de 2009 y 2013 había triunfado con una holgada mayoría.

En un ambiente general de impaciencia ante la lentitud del recuento, se espera que en las próximas horas el ente electoral anuncie también los resultados definitivos de las elecciones a la Asamblea Nacional, al Parlamento Andino y a la consulta popular sobre paraísos fiscales.

El oficialismo tiene ahora una mayoría de dos tercios en el Legislativo, lo que le permite, por ejemplo, tramitar reformas constitucionales o enjuiciar a un presidente o vicepresidente.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo