Malasia asegura que nadie ha reclamado el cuerpo de Kim Jong-nam

Autoridades de Malasia afirman que nadie ha reclamado el cuerpo de Kim Jong-nam, fallecido hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-un.

Por AFP

El hospital de Kuala Lumpur en donde se encuentra el cuerpo de Kim Jong-nam, hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-un, estaba este martes bajo custodia en medio de versiones acerca de la llegada del hijo de la víctima para reclamar los restos, algo desmentido por las autoridades.

El cuerpo de Kim Jong-nam, asesinado el pasado lunes, está en el centro de una crisis diplomática entre Malasia y Corea del Norte.

Pyongyang insiste en que Kuala Lumpur le entregue los restos mortales de la víctima y se opuso a la autopsia para conocer el fallecimiento.

Pero Malasia rechazó la petición, insistiendo en que el cuerpo debe permanecer en la morgue hasta que un miembro de la familia lo identifique, a través de un cotejo de ADN.

Fuentes de los servicios secretos y la prensa malaya anunciaba la llegada el lunes por la noche desde Macao del hijo de Kim Jong-nam, Kim Han-sol, informaciones que la AFP no ha podido confirmar.

Este martes por la mañana, un convoy de cuatro vehículos penetró en el recinto del hospital, escoltados por una treintena de hombres de las fuerzas especiales malasias desplegados para vigilar la zona, antes de retirarse horas después.

Una furgoneta blanca de la policía abandonó por su parte el recinto durante la madrugada, constató un reportero de la AFP.

Ningún miembro de la familia reclamó el cuerpo, dijo Noor Hisham Abdulá, viceministro de Salud malayo, en una rueda de prensa.

"Seguimos a la espera", añadió precisando que el informe sobre la autopsia aún no estaba terminado más de una semana después del asesinato.

"Mentiras, fantasías"

El embajador de Corea del Norte en Malasia, Kang Chol, había estimado el lunes que la solicitud de los investigadores de proveer una muestra de ADN era "absurda".

Agregó que la embajada estaba en su derecho de recuperar el cuerpo de uno de sus ciudadanos con pasaporte diplomático.

Kang Chol recusó además la investigación policial, afirmando que tenía móviles políticos y que Malasia tramó un "complot" con Corea del Sur desde el comienzo para perjudicar a Corea del Norte.

El ministro de Relaciones Exteriores malasio, Anifah Aman, rechazó el lunes las acusaciones norcoreanas, basadas según él, en "mentiras, fantasías y verdades a medias".

Sugerir que la investigación tiene motivaciones políticas es "algo profundamente insultante para Malasia", había agregado.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo