La drástica medida para proteger la Torre Eiffel de posibles atentados

La Torre Eiffel será rodeada por un muro de cristal de 2.50 metros de altura, para reforzar la seguridad y protegerla de posibles ataques.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

La Torre Eiffel, el emblemático monumento ubicado en la capital francesa, ahora estará rodeada por un muro de cristal de 2.50 metros de altura.

Esto, en el marco de un dispositivo amplio y más "estético" que busca reforzar la seguridad y proteger la estructura de posibles ataques.

El muro, que costará unos 20 millones de euros y fue desvelado este jueves por el periódico Le Parisien, sustituirá las barreras actuales instaladas desde la Eurocopa de fútbol 2016, indicó en un comunicado Jean-François Martins, adjunto de Turismo de la alcaldesa Anne Hidalgo.

"Vamos a sustituir las rejas metálicas en los ejes norte y sur por paneles de cristal, que permitirán a los parisinos y a los visitantes recuperar una vista agradable del monumento desde el Campo de Marte y el puente de Iena".

Según Martins el objetivo es conseguir una circulación mas fluida de los visitantes, una vez controlados, así como evitar que individuos o vehículos puedan entrar en la explanada.

Las rejas tradicionales que rodean parques y jardines serán instaladas en otros dos ejes de acceso.

Por su parte, Bernard Gaudillère, presidente de la sociedad que gestiona la Torre Eiffel, indicó que será una "valla antibalas que rodeará la mayor parte de los jardines de la torre".

El proyecto tiene opositores

El proyecto, sin embargo, necesitará la aprobación de la Comisión de sitios y el ministerio del Medio Ambiente.

"Desde el punto de vista de la inserción patrimonial, no se puede construir lo que sea", Jean-François Martins.

El proyecto forma parte de un amplio plan de 300 millones de euros, anunciado el mes pasado, para reforzar la seguridad y mejorar las instalaciones para recibir a los visitantes de la famosa torre.

Sin embargo, en un comunicado titulado "No al muro alrededor de la Torre Eiffel", el grupo comunista en el Consejo de París rechazó el plan.

"Nos hace temer por la preminencia de una visión de la torre como un parque de atracciones, cuando preconizamos una Torre Eiffel como monumento histórico, patrimonial y arquitectónico".

Aunque el refuerzo de la seguridad es necesario, el acceso a la explanada "debe seguir siendo gratuito para todos, turistas, paseantes, vecinos", añade el grupo.

Entre 2015 y 2016, Francia fue golpeada por una serie de ataques terroristas, muchos de ellos en París, que dejaron 238 muertos, según datos de AFP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo