Los socialistas franceses buscan movilizar a una izquierda desencantada

Por Publinews

Los candidatos de las primarias socialistas en Francia se miden por primera vez en un debate televisivo este jueves, para tratar de movilizar a una izquierda desencantada y con pocas posibilidades, según los sondeos, de alcanzar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Tras la impopular gestión del actual presidente, François Hollande, que renunció a optar a un segundo mandato tras registrar unos mínimos índices de aprobación, todas las encuestas vaticinan una debacle histórica para la izquierda francesa en esos comicios.

Se prevé que sean el candidato designado por la derecha francesa, François Fillon, y la líder del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, los que se disputen el palacio del Elíseo en mayo, en la segunda vuelta de las presidenciales.

El aspirante socialista designado tendrá que competir además por el voto del electorado de izquierda con los líderes independientes Jean-Luc Melenchon, izquierdista apoyado por los comunistas, y el exministro estrella de Hollande, el economista de posiciones liberales Emmanuel Macron, que rompió filas con los socialistas, agravando la gran dispersión de este lado del espectro político.

– Sin claro favorito –

Los siete candidatos que buscan la nominación socialista apuestan por el debate televisivo de este jueves, el primero de los tres que se celebrarán antes de la primera vuelta de estos comicios internos, el 22 de enero, tras una campaña relámpago de apenas un mes para movilizar a los electores.

Los socialistas esperan que entre 1,5 y dos millones de votantes acudan a las urnas para estas primarias abiertas a todos los ciudadanos franceses, a condición de pagar un euro y firmar una declaración de adhesión a los valores de la izquierda.

Según los últimos sondeos, el exprimer ministro de Hollande, Manuel Valls, miembro del ala derecha del Partido Socialista, ganaría la primera vuelta, por delante de los exministros Arnaud Montebourg y Benoît Hamon, que se disputan el segundo lugar.

No obstante, Valls perdería su ventaja en la segunda ronda definitiva del 29 de enero, al no lograr federar a los electores de sus dos principales rivales, críticos acérrimos de las políticas económicas de corte liberal adoptadas por el dúo Hollande-Valls.

– Superados por Macron y Melenchon –

Valls, que lanzó su campaña tras el abandono de Hollande y esperaba obtener fácilmente la nominación de su partido haciendo valer su experiencia como primer ministro y como titular de Interior, no ha logrado hacer despegar su campaña. Sus últimos mítines congregaron apenas a unos pocos cientos de personas.

Arnaud Montebourg, exministro de Economía, adalid del proteccionismo y defensor del 'made in France', aprovechará esta primera confrontación televisiva para afianzar su posición.

Benoît Hamon, considerado como el candidato más a la izquierda de los tres, es el que más ha progresado en las encuestas. Este exministro de Educación, apartado al igual que Montebourg del Gobierno de Hollande por sus posiciones críticas con la línea económica del Ejecutivo, es considerado como la "revelación de la campaña".

Los otros cuatro candidatos son el exministro de Educación Vincent Peillon, el ecologista François de Rugy, el exeurodiputado Jean-Luc Bennahmias y la candidata en el extremo más izquierdista, Sylvia Pinel.

No obstante, según un sondeo de BVA-Salesforce publicado este jueves, ninguno de los candidatos socialistas lograría clasificarse para la segunda vuelta de las presidenciales.

Valls es el candidato socialista con más posibilidades, de acuerdo con esta encuesta, pero aún así llegaría en quinto lugar, con apenas un 11% de los votos, por detrás de Macron y Melenchon.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo