La guerrilla del ELN libera a un empresario en su poder desde marzo

Por Publinews

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, alzado en armas desde hace más de medio siglo, dejó en libertad este sábado al empresario Octavio Figueroa, quien estaba en su poder desde marzo.

"Mi padre fue liberado por el ELN sobre el mediodía en La Guajira, en zona rural del municipio de Maicao, aledaño con Venezuela", dijo a la AFP Armando Figueroa, hijo del hombre de negocios, de 66 años, desaparecido el 16 de marzo y cuya retención fue confirmada por el ELN el 28 de octubre.

Para que su padre quedara libre, la familia debió pagar a los rebeldes una suma que no especificó, aunque dijo que fue menor a los cinco millones de dólares exigidos inicialmente.

"Esa gente no iba a soltarlo de buena fe. Así que desafortunadamente nos tocó hacer un gran esfuerzo para lograrlo", señaló, indicando que su padre se encuentra "físicamente deteriorado, pero muy contento de estar con su familia".

Figueroa hijo contó que, tras ser liberado, "de las primeras cosas que pudo decir es que fue muy duro, muy difícil, que la alimentación era irregular" y que debió soportar "un trato cruel", ya que "por momentos estuvo amarrado".

"Rompió en llanto dando gracias a Dios por haber terminado esa tortura", añadió Armando Figueroa, uno de los siete hijos de este dueño de una empresa de alquiler de vehículos de transporte.

El ELN, en conversaciones preliminares de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos, confirmó el 28 de octubre que tenía en su poder a Octavio Figueroa a través del jefe negociador de la guerrilla, Pablo Beltrán, nombre de guerra de Ismael Ramírez, quien justificó esta forma de financiación de la lucha armada.

Hasta entonces, se estimaba que los autores del secuestro podían ser bandas delicuenciales.

– "Atemorizar y aterrorizar" –

El ELN, última guerrilla activa de Colombia tras la firma de la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), sostiene acercamientos con el gobierno de Santos desde 2014 con miras a acabar un conflicto armado de más de 50 años.

Tras acordar en marzo pasado el inicio de la fase pública de diálogos, tenían previsto lanzarlos el 27 de octubre en Quito, pero Santos, que ha exigido desde siempre que no podía instalarse una negociación formal mientras hubiera personas secuestradas, los dejó en suspenso hasta tanto el grupo no libere al excongresista Odín Sánchez.

Sánchez, retenido desde abril, se convirtió para el gobierno en la llave para lanzar las conversaciones. A su vez, el ELN pide el indulto de dos rebeldes presos. Ambas partes acordaron reunirse el próximo 10 de enero para avanzar en las negociaciones.

Por otra parte, las autoridades apuntan al ELN, que cuenta con unos 1.500 combatientes según cifras oficiales, como presunto responsable de un atentado ocurrido la noche del miércoles en Bogotá, que mató a un policía y dejó a otros cinco uniformados heridos.

Según dijo el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, "la hipótesis más probable" es que fue un ataque del ELN para "atemorizar y aterrorizar a la población civil".

Consultado este sábado sobre el tema, el ministro señaló que lo ocurrido sigue bajo investigación.

Colombia busca un acuerdo con el ELN para alcanzar la "paz completa" que ponga fin a la violencia fratricida, en un conflicto en el que han participado otras guerrillas, paramilitares y agentes estatales, con saldo de 260.000 muertos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo