Gentiloni apuesta por la continuidad en Italia y confirma ministros

Por Publinews

Paolo Gentiloni, encargado de formar un nuevo gobierno en Italia, presentó este lunes su gabinete, formado en su mayoría por ministros del ejecutivo del dimisionario Matteo Renzi, una apuesta por la continuidad.

El nuevo gabinete recibió este mismo lunes su investidura y entre el martes y miércoles el gobierno deberá obtener el voto de confianza del Parlamento, de manera de poder representar legítimamente a Italia el jueves en el Consejo Europeo de Bruselas con todos los líderes europeos.

Se trata de una de las crisis más cortas de la historia de la República italiana, aunque nadie se atreve a estimar la duración del gobierno presidido por el ex canciller de Renzi.

El nuevo gobierno, que las diferentes fuerzas de oposición califican como una “fotocopia” del de Matteo Renzi, nombró como ministro de Relaciones Exteriores, al ministro del Interior saliente, Angelino Alfano, líder del Nuevo Centro Derecha.

Una designación que confirma la línea política de Italia contra el cierre de fronteras en Europa a los refugiados que huyen de guerra y conflictos.

Gentiloni, político moderado, abierto al diálogo y hombre leal, confirmó en la cartera de Economía a Pier Carlo Padoan.

El economista, que sonaba también para el cargo de primer ministro, deberá capear uno de los problemas más delicados, el riesgo de bancarrota por préstamos dudosos del tercer banco del país, Monte dei Paschi di Siena, lo que podría desencadenar una crisis del sistema bancario nacional.

Igualmente fueron confirmados Roberta Pinotti para la Defensa, Giuliano Poletti en Trabajo, Dario Franceschini en Cultura, Beatrice Lorenzini en Salud y a Andrea Orlando en Justicia.

Maria Elena Boschi, una de las responsables del fracaso del referéndum constitucional, entre las personas más cercanas a Renzi, deja su ministerio para las Reformas y pasa a un cargo aún más estratégico: la Subsecretaria de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Gentiloni creó además un ministerio nuevo, a cargo del economista Claudio de Vincenti, para ocuparse de la Cohesión Territorial y del llamado “Mezzogiorno”, el sur de Italia, la región más olvidada del país, cuyo voto de protesta fue decisivo para el fracaso del referéndum.

– La marioneta de Renzi –

El nuevo primer ministro, de 62 años, tiene entre sus prioridades sacar una nueva ley electoral que cobije a la Cámara de Diputados y al Senado y gobernar la urgente reconstrucción de los pueblos destruidos por los terremotos de agosto y octubre, según adelantó el domingo.

El hombre de la “continuidad”, el gobierno “fotocopia”, el político “invisible”, son algunas de la montaña de críticas lanzadas desde la oposición contra Gentiloni, tildado de ser un hombre a las órdenes de Renzi.

“El Gobierno, como se nota por su estructura, proseguirá en la acción de innovación desarrollada hasta ahora por el gobierno guiado por Matteo Renzi”, explicó Gentiloni en una breve declaración.

Para los militantes antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5E)y la derecha xenófoba de la Liga Norte, Gentiloni es simplemente “una marioneta” de Renzi.

“Gentiloni es el avatar de Renzi”, sostiene con términos más modernos Luigi Di Maio, entre los líderes de M5E, actual vicepresidente de la Cámara de Diputados, quien está convencido de que la designación de Gentiloni forma parte de una maniobra de la casta política para frenar una victoria de su formación, cuya popularidad sigue aumentando, según los sondeos.

Por su parte la xenófoba Liga Norte no deja de acosar al gobierno y convocó para el sábado una manifestación de protesta para pedir elecciones anticipadas tras el resultado del referéndum del 4 de diciembre, en la que una amplia mayoría de italianos rechazó el proyecto de reforma constitucional promovida por Renzi.

El primer ministro saliente, cuya fuerte personalidad y estilo de gobernar dividió al país y a su partido, el centroizquierdista Partido Democrático, reiteró este lunes que está dispuesto a seguir en la batalla política.

“Es evidente que en los próximos meses se tendrán que celebrar elecciones”, aseguró Renzi en una reunión del PD, partido del que es también secretario general.

Una confirmación indirecta de que el gobierno presidido por Gentiloni será transitorio y que la campaña electoral acaba de abrirse.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo