La Asamblea de ONU exige por amplia mayoría fin de la matanza en Siria

Por Publinews

La Asamblea General de la ONU adoptó este viernes por amplia mayoría una resolución que reclama un inmediato cese al fuego en Siria y la entrega urgente de ayuda humanitaria, después de que las fuerzas de Bashar al Asad lanzaran un nuevo ataque en Alepo.

La medida, redactada por Canadá, fue aprobada por 122 votos, 13 en contra y 36 abstenciones en la Asamblea integrada por 193 naciones. Rusia, China e Irán fueron algunos de los países que se opusieron.

La votación se celebró poco después de que las fuerzas leales al presidente sirio llevaran a cabo nuevos bombardeos sobre Alepo.

La ONU informó que cientos de personas están desaparecidas después de que intentaran huir de la ciudad.

“Esta votación es para alzar la voz y decir a Rusia y a Asad que detengan esta carnicería”, señaló la embajadora de Estados Unidos, Samantha Power, antes de que la medida fuera aprobada.

“Esta votación es para defender los principios fundamentales de cómo deben actuar los Estados, incluso durante la guerra”, recalcó.

Power pidió a Siria y a sus aliados que permitan a los civiles abandonar el este de Alepo y dar a los rebeldes que luchan salidas seguras de la ciudad.

“No los envíen a cárceles del régimen para ser torturados”, insistió la diplomática estadounidense.

El embajador ruso, Vitaly Churkin, acusó a Estados Unidos de usar “una retórica agresiva” y dijo que la resolución tiene “grandes fallos”, al no enfatizar la necesidad de luchar contra grupos terroristas.

Líbano, Iraq, Sudáfrica, Nigeria e India fueron algunos de los países que se abstuvieron.

La resolución exige “poner completamente fin a los ataques contra los civiles” y un cese al fuego inmediato de las hostilidades.

Además, reclama el levantamiento de todos los sitios así como un “acceso rápido, seguro, prolongado, sin obstáculos e incondicional a la ayuda humanitaria” en todo el país.

Rusia y China vetaron esta semana un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad para establecer un alto al fuego de siete días en Alepo, que está a punto de caer en manos de las tropas gubernamentales.

Fue la sexta vez que Moscú –uno de los aliados más firmes de Asad– usó su poder de veto para bloquear una acción en Siria.

Más de 300.000 personas han muerto desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011 y casi la mitad de la población está desplazada, provocando que varios millones se hayan convertido en refugiados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo