Trump elige a un "viejo amigo" de China como embajador en Pekín

Por Publinews

Donald Trump nombró al gobernador de Iowa, Terry Branstad, un “viejo amigo” de China, como embajador en Pekín, cuyo gobierno ha sido blanco de ataques del presidente electo.

Trump anunció el nombramiento de Branstad -quien apoyó tempranamente la campaña presidencial del magnate inmobiliario- en un desayuno de recaudación de fondos en Nueva York el miércoles, dijo Jason Miller, un portavoz del mandatario electo, a los periodistas.

Branstad, de 70 años, tendrá la delicada tarea de representar a Washington en Pekín, luego de que Trump hiciera de China el blanco privilegiado de sus críticas, acusando al país de competencia desleal.

Branstad conoce al presidente chino Xi Jinping desde 1985, cuando Xi visitó Iowa como funcionario provincial, recordó Bloomberg.

Desde entonces Branstad visitó China varias veces y ofreció una cena para Xi en Des Moines en 2012, nueve meses antes de que su huésped fuera electo presidente.

Antes de su confirmación oficial, el portavoz de la diplomacia china calificó a Branstad como un “viejo amigo” de Pekín, expresando su deseo de que ello contribuya “al desarrollo de las relaciones bilaterales”.

La nominación de Branstad surge en medio de nuevas tensiones con China luego de que Trump dejara de lado casi cuatro décadas de protocolo diplomático la semana pasada, hablando directamente con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen.

El hecho pudo provocar un serio incidente con Pekín, que mantiene su política de “Una China”, al considerar a Taiwán como parte de su territorio.

Luego de que China protestara ante Washington, Trump acusó a través de Twitter a Pekín de manipular su divisa para mejorar su posición comercial y de militarizar el Mar Meridional de China.

– Un tercer general en el gabinete –

Los medios estadounidenses anunciaron también el miércoles la próxima nominación al frente del departamento de Seguridad Interior del general retirado John Kelly, cuyo hijo murió en Afganistán.

Tercer general que ingresa en el gabinete, estará encargado del control de fronteras, la inmigración y las naturalizaciones.

A tono con la estrategia del futuro presidente que ha hecho del retorno de empleos industriales al país su principal caballo de batalla, el grupo taiwanés Foxconn anunció una importante inversión.

Foxconn, número uno mundial de la subcontratación electrónica, que entre otros, arma los teléfonos inteligentes de Apple, confirmó el miércoles que adelanta junto a “responsables estadounidenses discusiones preliminares” sobre una inversión que “representará una expansión de nuestras” actividades en Estados Unidos.

Por otra parte, Trump espera repatriar parte de la producción de Apple. El magnate inmobiliario dijo a la revista Time que habló con Tim Cook, presidente de la firma californiana, expresándole su ambición “de ver a Apple construir una gran fábrica” en Estados Unidos, “la más grande y la mejor”.

Admitiendo que el título otorgado por Time de “Personalidad del año” es para él un “honor muy, muy grande”, discrepó con la revista, que lo califica como el “presidente de Estados desunidos de América”.

Junto al dirigente del gigante japonés de las telecomunicaciones SoftBank, Trump había anunciado el martes que el grupo está dispuesto a invertir 50.000 millones de dólares en emprendimientos (start-up) en Estados Unidos, que implicarían la creación de unos 50.000 empleos, aunque no presentó un calendario ni detalles de la inversión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo