Trump celebra inversión de USD 50.000 millones antes de gira de la victoria

Por Publinews

Donald Trump anunció el jueves una inversión japonesa de 50.000 millones de dólares que creará 50.000 empleos en Estados Unidos, adjudicándose un triunfo personal para la economía antes del inicio de la segunda etapa de su “gira de la victoria”.

El presidente electo, que el 20 de enero asume el poder, hizo el anuncio por Twitter después de reunirse en la Trump Tower de Nueva York con el director ejecutivo de la empresa japonesa de telecomunicaciones SoftBank, Masayoshi Son. No dio detalles sobre la naturaleza de la inversión, ni fechas.

El magnate inmobiliario, cuya elección sorprendió al mundo, primero tuiteó el anuncio, y luego habló brevemente con la prensa sobre el tema, en el lobby de la Torre Trump.

“Este es Masa de SoftBank, de Japón, y acaba de acordar la inversión de 50.000 millones en Estados Unidos y 50.000 empleos”, dijo Trump mientras rodeaba con su brazo a un sonriente Son.

“Solo vine para felicitarlo por su nuevo trabajo”, dijo Son, quien dijo que SoftBank invertirá en compañías start-up en Estados Unidos.

El magnate japonés agitó un trozo de papel con el título SoftBank y Foxconn, el gigante de la tecnología taiwanés, en el que se leía: “Compromiso para invertir 50.000 millones más 7.000 millones en EEUU, generar 50.000 más 50.000 nuevos empleos en Estados Unidos en los próximos cuatro años”.

Trump agitó las aguas la semana pasada cuando aceptó una llamada telefónica protocolar de la presidenta de Taiwán, y está en la mira de la prensa por un conflicto de intereses entre su gigantesco imperio empresarial y la asunción de la jefatura de Estado.

En una entrevista con el diario The Wall Street, Son dijo que el dinero vendría de un fondo de inversiones de 100.000 millones de dólares que está creando con un fondo soberano saudita y otros socios potenciales.

Trump, que derrotó a Hillary Clinton con su promesa de crear empleos y haciendo campaña como un “ousider” político que podría sacudir el sistema, se apropió de la inversión japonesa como una victoria personal.

“¡Masa dijo que nunca habría hecho eso si nosotros no hubiéramos ganado la elección!”, escribió en Twitter.

Fue la segunda vez en una semana que Trump aseguró que gracias a él se han salvado o creado empleos en Estados Unidos -lo cual le permite cumplir con sus promesas de campaña- tras un acuerdo para mantener cientos de empleos en una fábrica de aire acondicionado de Indiana.

– La amenaza del Air Force One –

El acuerdo con la fábrica de aire acondicionado Carrier fue anunciado justo antes de su acto para celebrar su triunfo en Ohio, y ha aumentado sus puntos entre votantes republicanos y demócratas por igual, señaló el martes una encuesta de Politico/Morning Consult.

Trump buscó incrementar sus credenciales populistas aún más este martes, al amenazar con cancelar un contrato para dos nuevos aviones Air Force One, uno de los activos más vistosos de la presidencia estadounidense, que precisa ser modernizado.

Boeing “construye un Air Force One con un modelo 747 completamente nuevo para los futuros presidentes, pero los costos están fuera de control, más de 4.000 millones. ¡Cancelen la orden!”, escribió Trump en Twitter.

“Queremos que Boeing gane mucho dinero, pero no tanto”, dijo luego a periodistas, calificando el precio de “ridículo”.

El costo de convertir los dos aviones 747-8 en centros de comando ultramodernos para 2024 fue estimado en unos 3.000 millones de dólares cuando Boeing ganó el contrato, en enero de 2015.

Boeing evitó responder directamente sobre el costo estimado, pero emitió un comunicado donde dice que espera entregar “los mejores aviones para el presidente al mejor valor para el contribuyente estadounidense”.

– “Perro Rabioso” –

El equipo del presidente electo, de 70 años, dijo que su gabinete está siendo diseñado al ritmo más rápido “al menos desde 1968”, pese a que el puesto de mayor perfil, el de secretario de Estado, permanece sin definirse.

Trump continúa este martes su “gira de la victoria” con un viaje a Fayetteville (Carolina del Norte), para agradecer a otro estado que le ayudó a llegar a la presidencia.

En un estadio con capacidad para 10.000 personas compartirá el escenario con John Mattis, el general de los marines condecorado con cuatro estrellas y apodado “Mad Dog” (“Perro Rabioso”) a quien designará formalmente como secretario de Defensa.

Trump había anunciado esta decisión en un acto el jueves pasado, enloqueciendo a la multitud con otra ruptura de la tradición.

“Creo que está haciendo un muy buen trabajo”, dijo Jimmy Tyndall, un comerciante de 60 años de Carolina del Norte, a la espera

“Desde que ganó la elección, hemos visto un lado diferente, más centrado, más deliberado, ciertamente dando pasos para Estados Unidos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo