Matteo Renzi, un político impetuoso pero derrotado tras intentar una reforma constitucional

Por Publinews

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, quien renunció al cargo tras perder el referéndum el domingo sobre la reforma constitucional, es un político impetuoso pero que quedó derrotado, aislado y cuestionado por la clase política y la opinión pública.

Renzi, que a los 39 años se convirtió en 2014 en el jefe de gobierno más joven de la historia de Italia, se jugó el todo por el todo tras casi 1.000 días al poder y arriesgó su carrera de político fresco y comunicador con deseos de cambiar Italia.

El joven florentino, que en su juventud formó parte de la Democracia Cristiana, pretendió transformar los equilibrios internos de un país que ha vivido desde hace 70 años sucesivas crisis políticas y que busca con dificultad salir de la crisis económica.

El primer ministro que pretendía reformar la Constitución de 1948 y cambiar el Parlamento que lo eligió, paradójicamente sale de la escena política justamente por querer reducir los poderes del Senado. Su idea era garantizar una mayor gobernabilidad y acelerar el proceso legislativo.

Renzi, líder del Partido Democrático (PD), el principal de la actual coalición gubernamental de fuerzas de izquierda y de derecha, terminó por dividir y debilitar a su formación con una cuestionada arrogancia, que enemigos y aliados no le perdonan.

Renzi llegó al cargo de jefe de gobierno sin tener experiencia alguna como parlamentario o ministro, tan solo la de alcalde de Florencia.

Renzi que demostró “energía y entusiasmo” para sacar a Italia de la crisis, usó eslóganes ocurrentes, lanzó ‘hashtags’ en las redes sociales y gracias a ese estilo informal, dinámico y vital contó con el respaldo de muchos líderes europeos.

– El hombre de las reformas –

Su poder de seducción alcanzó al electorado de derecha y hasta el ex jefe de gobierno conservador y magnate de las comunicaciones, Silvio Berlusconi, quedó impresionado por la nueva estrella de la política italiana. Pero luego, como mucho otros, le retiró su apoyo en el referéndum.

La mayoría de la clase política, desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha, e incluso críticos de la propia formación de Renzi, el Partido Democrático (PD), festejaron el rechazo a la reforma que, según ellos, otorgaba demasiado poder al jefe de gobierno.

Renzi, que prometió aplicar un programa de reformas en menos de 100 días, como respuesta al desconcierto que padecen muchos italianos, reformó el mercado del trabajo, el llamado “job acts”, una reforma que impuso a los sindicatos y que ha tenido pocas repercusiones para reducir el desempleo.

Reformó también la pública administración pero no logró tocar el sistema judicial, un hueso duro de roer.

Desde su lanzamiento como político a nivel nacional, propuso eliminar el actual sistema bicameral y convertir el Senado en una representación regional, una tarea que lo superó.

-Un ex guía scout al frente de Italia-

Nacido el 11 de enero de 1975 en Florencia, de joven fue guía scout y a los 19 años adhirió a la Democracia Cristiana, siguiendo los pasos de su padre, un dirigente local de ese partido.

En 1994 creó un comité de apoyo a Romano Prodi, como alternativa de centroizquierda contra Berlusconi.

Trabajó varios años en la empresa familiar de marketing CHIL, que obtiene sus principales ingresos de sus contratos con La Nazione, el diario centrista de Florencia.

El gran salto a la política lo dio en 2001, al convertirse en coordinador del partido cristiano de centroizquierda La Margherita.

En 2004, dirigió la coalición de centroizquierda en las elecciones provinciales, en las que se impuso con un 58,8% de los votos.

Durante su mandato como gobernador, afianzó su popularidad rebajando impuestos locales, estableciendo un eficiente sistema de reciclado y promoviendo la cultura y la innovación.

Pero su figura solo empezó a ganar notoriedad nacional durante la campaña por la alcaldía de Florencia, al derrotar en las primarias del PD a un candidato que parecía el favorito.

En 2009, fue elegido al frente de la histórica ciudad de los Médicis.

Renzi está casado con una ex compañera scout, Agnese, profesora de italiano con contratos intermitentes. La pareja tiene tres hijos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo