May intenta tranquilizar a los empresarios, preocupados por el Brexit

Por Publinews

La primera ministra británica, Theresa May, ha intentado este lunes tranquilizar a los empresarios preocupados por el Brexit, aunque sin acabar de dar respuestas definitivas sobre las cuestiones clave de la inmigración y del acceso al mercado europeo.

“El enfoque correcto es no tener prisa antes de haber terminado el trabajo de preparación y tomar tiempo para tener clara nuestra posición en la negociación [para salir de la Unión Europea]”, dijo May ante un centenar de empresarios de la Confederation of British Industry (CBI), la principal organización patronal del país.

La mayoría de dirigentes de la CBI quieren que el Reino Unido se quede en la UE, al contrario que lo que los británicos expresaron en el referéndum del 23 de junio.

Desde entonces, muchos empresarios piden al gobierno conservador que ponga en marcha el proceso de salida de la UE con bases claras para evitar la incertidumbre, perjudicial para el entorno económico.

Las complejas negociaciones con Bruselas empezarán cuando el Gobierno británico active oficialmente el artículo 50 del Tratado de Lisboa, algo que pretende hacer antes de marzo. La primera ministra reconoció que el sector financiero necesita “claridad” sobre cómo se desarrollará el proceso.

Sin embargo, no dio detalles sobre las dos principales preocupaciones de los empresarios: saber si podrán seguir contratando a trabajadores europeos que puedan instalarse libremente en Gran Bretaña, y si seguirán teniendo acceso libre y sin barreras al mercado europeo.

May se limitó a avanzar algunas de las medidas presupuestarias, las primeras tras el referéndum del Brexit, que su ministro de Finanzas, Philip Hammond, presentará el próximo miércoles.

Entre ellas, un aumento de 2.000 millones de libras anuales (2.300 millones de euros) hasta 2020 del presupuesto de investigación y desarrollo, una medida que servirá para reforzar el objetivo de Londres de convertirse en referente europeo en alta tecnología.

“Este anuncio es muy positivo; siempre se puede pedir más, pero no es despreciable”, dice Mark Lloyd Davies, uno de los responsables británicos del grupo estadounidense de productos farmacéuticos y de higiene Johnson & Johnson, que participaba en la conferencia.

La CBI también se felicitó de esta medida, calificándolo de “gran paso en la buena dirección”, todavía más en un sector, el tecnológico, “en el que el Reino Unido tiene retraso en relación a algunos de sus socios”, según Rain Newton-Smith, el economista de la patronal.

Sin embargo, Richard Brook, presidente de la Asociación de Organizaciones para la Innovación, la Investigación y las Tecnologías (Airto), pide que esta medida “no sustituya la financiación que hasta ahora venía de la UE”.

En su intervención, la mandataria británica también afirmó que su Gobierno quiere construir un sistema fiscal “profundamente proinnovación”, y recordó su compromiso de rebajar el impuesto de sociedades del 20% al 17%, el nivel más bajo entre los países ricos y emergentes del G20.

Otra de las posibles medidas fiscales que se anunciarán el próximo miércoles es un plan de inversiones de 1.300 millones de libras -unos 1.500 millones de euros- para renovar las carreteras del país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo