La región Asia-Pacífico busca frenar tsunami proteccionista de Trump

Por Publinews

Los líderes de la región Asia-Pacifico exhortaron el viernes a resistir la ola proteccionista que toca a América, especialmente tras la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

“Las tendencias proteccionistas lamentablemente están imponiéndose en el mundo”, dijo el mandatario de Perú Pedro Pablo Kuczynski al inaugurar el Foro de Cooperación Económico Asia-Pacifico (APEC). “Lo vimos en recientes elecciones, no sólo en Estados Unidos sino también en Gran Bretaña” con el voto por el Brexit, añadió.

“A quien quiera promover el proteccionismo, le sugiero leer la historia económica de los años 1930”, dijo el presidente ante ese foro de 21 países, entre ellos Estados Unidos, China y Japón.

Trump supo captar la cólera de un electorado golpeado por la globalización que destruyó sus empleos. Ganó su apoyo con la promesa de proteger el empleo estadounidense ante la competencia de la mano de obra más barata de países como China o México.

Sin pelos en la lengua, el líder republicano calificó de “terrible” el acuerdo de libre comercio TTP cerrado en 2015 con otros 11 países por el presidente saliente de Estados Unidos Barack Obama y lo condenó a una muerte segura, pues debe ser ratificado por el Congreso controlado por los republicanos.

Obama, que le entregará el poder el 20 de enero, se despidió el viernes de los líderes europeos antes de emprender vuelo a Lima para sumarse a la asamblea de la APEC.

Aunque es el gran ausente en Lima, Trump es el centro de las preocupaciones de los líderes de los 21 países del foro y que, juntos, responden por 60% del comercio mundial.

La región Asia-Pacífico ha sido hasta el presente una de las grandes beneficiadas por la mundialización y sus líderes temen que se frene el impulso que tomaron sus economías.

– China en posición de fuerza –

El clima era sombrío el viernes en la cumbre de la APEC, donde a puertas cerradas los ministros expresaban sus preocupaciones ante las intenciones proteccionistas de Trump, dijo un delegado.

Esa fuente, que pidió el anonimato, dijo que el representante comercial de Estados Unidos, Michael Froman trató de mostrarse tranquilizador, al indicar a sus socios que los intereses fundamentales de Estados Unidos no cambiarán brutalmente cuando Trump entre a la Casa Blanca.

Casi como una ironía de la historia, la elección de Trump erigió a China al inesperado rango de único líder mundial del libre comercio.

El presidente chino Xi Xinping llega a Lima con fuertes cartas bajo la manga para llenar el vacío que eventualmente dejaría Washington.

China fue deliberadamente dejada de lado en el tratado de libre comercio TTP, firmado por 12 países: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam .

Ahora “no hay duda alguna de que si el TPP fracasa, será una victoria política y económica de China”, dijo a la AFP Brian Jackson, economista jefe para China de la consultora IHS Global Insight.

“Está claro que China va a trabajar vigorosamente para firmar acuerdos regionales que le aseguren el acceso competitivo a los mercados”, añadió.

“Lo haría incluso aunque el TTP fuera aprobado. Pero, si (el TTP) fracasa se fortalecerá su posición de negociación debido a que será la alternativa”, afirmó.

– Guerra comercial –

China debería aprovechar para rediseñar el paisaje del comercio en Asia al lanzar sus propios acuerdos comerciales; especialmente su proyecto de Zona de Libre Comercio Asia Pacífico (FTAAP) que apunta a congregar a los 21 países de la APEC.

Promoverá también el RCEP, un proyecto de tratado de libre comercio entre la ASEAN (grupo de naciones del sureste de Asia), Australia, China, India y otros países, pero sin Estados Unidos.

“El proyecto RCEP es una alternativa asiática posible al TTP” dijo Marcel Thieliant, de Capital Economics.

“De momento, lo que domina es la incertidumbre. Hay más preguntas que respuestas”, dijo Carlos Malamud, profesor del Instituto Elcano de Madrid.

“El discurso contra el libre comercio fue de uso electoral interno. Lo que es cierto es que la economía de Estados Unidos depende en gran parte del exterior”, subrayó.

“Trump está tomando conciencia de los costos y riesgos que tendría para los trabajadores estadounidenses si, por ejemplo, aumenta 25% los impuestos a la importación de algunos productos”, aseguró.

“En caso de guerra comercial entre los dos países, cada uno tiene algo que perder. Lo cierto es que si Estados Unidos le da la espalda a América Latina, China sacará provecho”, afirmó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo