Los "tribunales islámicos" británicos, en el punto de mira

Por Publinews

¿La ‘sharia’ o ley islámica aplicada en Reino Unido? La idea puede sorprender, pero ya se hace desde 1982. Ahora, sin embargo, el parlamento británico ha decidido examinar su uso tras acusaciones de discriminación hacia las mujeres.

El primer tribunal o consejo de la ‘sharia’ surgió en 1982 en Londres, bajo el gobierno de Margaret Thatcher, promotora de la desvinculación del Estado en numerosos ámbitos, incluido el de la mediación en los conflictos familiares, que fue delegado a las organizaciones confesionales.

Se supone que estos ‘sharia courts’ solucionan principalmente los divorcios islámicos, que representan el 90% de los casos tratados.

Pero se sabe muy poco de estos tribunales. En la actualidad, al parecer hay en todo el país entre 30, según un estudio de la Universidad de Reading, y 85, según el centro de estudios británico Civitas.

Pueden ser unidades que reúnen a especialistas del islam vinculados a una mezquita, organismos informales o incluso un imán solo.

Las críticas contra el funcionamiento opaco de estos consejos de la ‘sharia’, destinados a facilitar la resolución de conflictos familiares y, a veces, comerciales dentro la comunidad musulmana, aumentan a medida que crecen las acusaciones de discriminación hacia las mujeres.

Hasta tal punto que se abrieron dos investigaciones, una independiente iniciada por el gobierno y otra parlamentaria, en mayo y junio, para ver si son compatibles con la ley británica.

Las investigaciones deben examinar su funcionamiento y posibles prácticas discriminatorias, sobre todo el rechazo a otorgar divorcios religiosos a mujeres víctimas de violencia doméstica.

– Hacer obligatorias las bodas civiles –

En Reino Unido, que no es un Estado laico, “existen tribunales religiosos desde hace cientos de años”, recordó en un testimonio escrito a la comisión parlamentaria Amin al Astewani, profesor de Derecho en la Universidad de Lancaster.

Las decisiones de las instancias católicas dentro de las diócesis, los consejos de la ‘sharia’ o del Beth Din de los judíos no son jurídicamente vinculantes, explicó, pero representan una fuerte obligación moral y social para las personas que recurren a ellos.

Para Shaista Gohir, la presidenta de la red de mujeres musulmanas en Reino Unido, los consejos de la ‘sharia’ son útiles para los musulmanes, pero deben estar estrechamente enmarcados “por un código de conducta estricto”.

Gohir, que declaró ante la comisión parlamentaria, abogó por hacer obligatorios los matrimonios civiles antes de cualquier unión religiosa.

Según ella, el 40% de las mujeres que se ponen en contacto con su organización sólo están casadas religiosamente.

Para otras feministas musulmanas, los consejos constituyen “un sistema judicial paralelo” y deben “prohibirse”.

Más de 200 organizaciones nacionales y extranjeras firmaron en julio una carta abierta en este sentido.

La Cámara de los Comunes estudia también un proyecto de ley para limitar su campo de acción.

“Estos tribunales de la ‘sharia’ son discriminatorios, perjudiciales para los derechos de las mujeres y aprueban y legitiman la violencia”, en particular las violaciones dentro de la pareja, declaró a la AFP Maryam Namazie, portavoz de la campaña ‘One law for all’ (Una ley para todos), que aboga por su prohibición.

“Antes de 1982, las musulmanas británicas obtenían divorcios sin estos tribunales”, argumentó. También denunció sus vínculos con “el movimiento islamista transnacional”.

Una opinión que comparte la politóloga suiza Elham Manea, que investigó el fenómeno durante cuatro años y publicó el libro ‘Women and sharia law’ (‘Las mujeres y la sharia’).

“Los grupos islamistas que crearon estos consejos se beneficiaron de un apoyo tácito del ‘establishment’ británico”, que mantiene “cierto tipo de vacilación a interferir en lo que considera asuntos internos de la comunidad musulmana”, dijo a la AFP.

A la espera de las conclusiones de las investigaciones en curso, la gran mezquita de Londres trata de contar y organizar el funcionamiento de los ‘sharia courts’ uniéndolos en una nueva organización, el Consejo Británico de Consejos de la Sharia, que cuenta por ahora con 15.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo