Unos islamistas reivindican la muerte de una alemana y el rapto de su pareja en Filipinas

Por Publinews

El grupo islamista Abu Sayyaf es sospechoso de haber asesinado a una alemana y secuestrado a su pareja frente a las costas del sur de Filipinas, anunció este lunes el ejército filipino.

Un comandante de la organización, que extorsionó millones de dólares raptando a extranjeros y hace poco mató a dos rehenes canadienses, reivindicó la responsabilidad de este último ataque, indicó a la AFP el portavoz regional del ejército, Filemon Tan.

Las autoridades filipinas encontraron el yate de la pareja.

A bordo hallaron el cadáver de una mujer blanca, que estaba desnuda y había recibido disparos.

Un comandante islamista reivindicó el ataque en una grabación, en la que también se oía al rehén alemán.

El secuestrado aseguró ser Jurgen Kantner, de 70 años, y declaró que su pareja se llamaba Sabine, según Tan.

Al parecer, los alemanes ya habían sido víctimas de secuestradores en 2008, cuando unos piratas somalíes los apresaron en el golfo de Adén y los retuvieron durante 52 días.

La AFP entrevistó a la pareja en 2009 y Jurgen Kantner aseguró entonces que jamás renunciaría a navegar.

“Mi barco es mi vida y no quiero perderlo, eso es todo. No me importan los piratas ni los gobiernos”, dijo, cuando volvieron a Somalia para recuperar su barco, el ‘Rockall’.

A bordo del yate, Tan afirmó haber encontrado pasaportes a nombre de Kantner y Merz.

La identidad de la víctima aún debe ser confirmada aunque la fotografía del pasaporte parece ser suya, añadió.

Abu Sayyaf, afincado en el sur de Filipinas, juró lealtad a la organización yihadista Estado Islámico (EI).

Sobrevivió a más de 10 años de ofensivas del ejército filipino respaldadas por Estados Unidos y, en los últimos años, llevó a cabo una lucrativa campaña de secuestros.

En 2014, el grupo islamista secuestró a otra pareja de alemanes en su yate en el sur de Filipinas.

Los liberó seis meses después, tras declarar haber recibido los 250 millones de pesos exigidos (unos 5,12 millones de dólares).

La semana pasada, la embajada de Estados Unidos avisó de que los islamistas tenían previsto secuestrar a turistas extranjeros en el centro de Filipinas, a 500 kilómetros de su habitual radio de acción.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo