May mantiene su calendario del Brexit a pesar de la justicia

Por Publinews

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó el viernes que mantendrá su calendario del Brexit “sin cambios”, a pesar de la decisión de la Alta Corte de Justicia de Londres que otorga el derecho a votar esta decisión al Parlamento, lo que podría alterar el proceso.

Durante unas conferencias telefónicas, May, que desea comenzar el Brexit a fines de marzo, confirmó a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, “que el calendario del Gobierno para notificar el artículo 50 (desencadenando la salida de la Unión Europea) permanece sin cambios”, subrayó su oficina en un comunicado.

Más tarde, transmitió el mismo mensaje, por teléfono, al presidente francés, François Hollande, y al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

La Alta Corte de Justicia de Londres asestó el jueves un golpe al Gobierno conservador al decidir que la Cámara de los Comunes (la de diputados) debe decidir en una votación sobre el proceso de salida del país de la Unión Europea (UE).

Pero el Gobierno reaccionó inmediatamente anunciando que apelará esta decisión ante la Corte Suprema, que se pronunciará al respecto a comienzos de diciembre, y May aseguró a los responsables europeos que cuenta con “sólidos argumentos” para presentar al respecto.

No obstante, si la decisión de la Alta Corte es refrendada por la Corte Suprema provocaría debates parlamentarios que podrían retrasar significativamente el Brexit, lo que afectaría a las negociaciones entre Londres y Bruselas.

Los legisladores también podrían pedir que se les explique la estrategia negociadora de May e intentar mantener lazos fuertes con el bloque antes de aceptar la invocación del artículo 50.

El diputado del partido Liberal-demócrata Nick Clegg declaró a la radio BBC el viernes a la BBC que él y otros legisladores pro-UE “buscarían […] enmendar la legislación para que el parlamento le diga al gobierno que debe seguir un Brexit blando y no un Brexit duro”.

Un “Brexit duro” significaría la salida del Reino Unido del mercado único europeo con un control total de la inmigración proveniente de los países de la UE.

Consecuencia de esta batalla por el Brexit, el diputado tory Stephen Phillips, favorable a una votación en el Parlamento sobre el proceso del Brexit, anunció su dimisión, juzgando su posición “irreconciliable” con la de Theresa May, que desea iniciar el divorcio con la UE sin el voto de los diputados.

Por su parte, el ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, que lideró la campaña a favor del Brexit, restó importancia en Berlín este viernes al fallo del alto tribunal e insistió en que esto no alteraría el calendario del Gobierno para el Brexit.

“Los británicos votaron por dejar la Unión Europa, y dejar los tratados de la Unión Europa, y en eso vamos a trabajar y es lo que vamos a hacer”, dijo.

– ‘Los enemigos del pueblo’ –

Por su parte, la libra esterlina subía frente al dólar y el euro, y cotizaba a 1,25 dólares por la tarde en Londres.

La Casa Blanca se ha inmiscuido en el asunto, llamando este viernes a los británicos y a la UE a dar muestras de “flexibilidad” en sus negociaciones por venir y llevarlas adelante de una manera “pragmática, transparente y productiva”.

Los diarios tabloides la emprendieron este viernes contra la resolución, titulando “Los enemigos del pueblo”, con fotos de los tres magistrados de la Corte en el caso del Daily Mail, mientras que el Daily Telegraph también publicó fotos de los jueces, titulando: “Los jueces contra el pueblo”.

Según estas publicaciones, los magistrados traicionaron la voluntad de los británicos, el 52% de los cuales votaron a favor de la salida de su país de la UE en el referéndum del pasado 23 de junio.

Por otro lado, The Guardian, proeuropeo, se congratuló por el fallo por situar al parlamento “en el centro del debate del Brexit” pero advirtió a los partidarios de la permanencia en la UE que no se confíen.

La mayor parte de los miembros del parlamento estaban a favor de seguir en la UE, pero los analistas creen que no hay un apoyo suficiente como para alterar el resultado del referéndum.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo