Selahattin Demirtas, ícono kurdo y obsesión del presidente turco

Por Publinews

El carismático líder del principal partido prokurdo de Turquía, Selahattin Demirtas, en prisión preventiva desde este viernes, se había impuesto como el rival del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pero ahora parece más fragilizado que nunca.

Joven, carismático y moderno, Demirtas, un abogado de formación de 43 años, se labró un lugar especial en el panorama político y consiguió transformar el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) en una formación de izquierda moderna que se ha convertido en el segundo partido de la oposición de Turquía.

En ocasiones apodado el ‘Obama kurdo’, Demirtas llevó a su partido a conseguir un resultado histórico en las elecciones legislativas de 2015, al conseguir 80 escaños del Parlamento e impedir que el partido en el poder se hiciera con la mayoría absoluta.

Este éxito le costó a Demirtas estar en el punto de mira de Erdogan de manera sistemática.

El jefe de Estado y sus propagandistas lo acusan de estar a las órdenes de “esos de la montaña”, refiriéndose a la ejecutiva del PKK, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, cuya retaguardia se encuentra en los montes Qandil.

El golpe de Estado fallido de julio no mejoró la situación de Demirtas y su partido, pues las autoridades han multiplicado las purgas contra los presuntos golpistas desde entonces, extendiendo las redadas a los círculos prokurdos.

En una entrevista con la AFP tras la intentona golpista, Demirtas aseguró que temía que el estado de emergencia instaurado en Turquía pudiera servir de excusa para una represión que alcanzaría más allá de de los sospechosos del golpe del 15 de julio.

La oleada de arrestos que ha alcanzado la cumbre del HDP, del que una docena de diputados fueron detenidos este viernes, parece darle la razón.

– Contra el golpe y contra Erdogan –

Desde el intento de golpe de Estado, Demirtas ha advertido en varias ocasiones contra lo que él llama la “deriva dictatorial” de Erdogan y se ha opuesto ferozmente al sistema presidencial que quiere instaurar el gobierno turco.

El líder prokurdo aseguró a la AFP que se oponía al golpe, pero también a la política del gobierno.

“De hecho, pensamos que son los errores cometidos por Erdogan los que han conducido a este golpe”, declaró Demirtas.

Nacido en la ciudad de mayoría kurda de Elazig (este), el copresidente del HDP es el segundo de una familia de siete hijos.

Según explicó, tomó consciencia de su identidad kurda cuando tenía 15 años, durante el funeral de un hombre político abatido por las fuerzas de seguridad en Diyarbakir, gran ciudad del sureste, de mayoría kurda.

Licenciado en derecho, Selahattin Demirtas ejerció durante un tiempo de abogado, antes de lanzarse a la política.

Elegido en 2007, llegó a la escena nacional en las presidenciales de agosto de 2014, cuando rozó la barrera del 10%.

Con un estilo exitoso en términos de comunicación política, Demirtas se impuso con una imagen de padre de familia ejemplar, desayunando con su mujer y sus dos hijas.

Bajo su copresidencia, el mensaje del HDP ha convencido más allá de la comunidad kurda de Turquía (15 millones de personas) y se ha transformado en un partido de fibra social, abierto a las mujeres y a todas las minorías.

Pero su tarea se complicó considerablemente desde que, en verano de 2015, se reanudaran los atentados del PKK contra la policía y el ejército después del fracaso de los diálogos de paz iniciados a finales de 2012.

En las elecciones legislativas anticipadas de noviembre, el HDP perdió 21 diputados, aunque sigue siendo la tercera fuerza política del parlamento.

“No tenemos ningún vínculo orgánico con el PKK”, respondió, incómodo por la adhesión de su propio hermano a la guerrilla.

El HDP afirmó en noviembre de 2015 que Demirtas había sido objeto de un intento de asesinato después de que un disparo hubiera apuntado hacia su coche. Las autoridades turcas negaron que este ataque hubiera tenido lugar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo